Article

Wavery

The Winery Dogs: Homónimo 2013

Es una banda nueva, bueno, no tan nueva; es un súpergrupo y este es su primer LP homónimo: The Winery Dogs. Un Power Trío de esos que no veíamos desde CreamRichie Kotzen en la guitarra y en las voces, Billy Sheehan en el bajo y Mike Portnoy en la batería y percusiones; y la lista de personas con las que han trabajo o lo que han hecho, es inmensa.

Los 3 reconocidos dentro del top de su respectivo campo, trabajaron juntos en diferentes ocasiones, hasta que se decidieron a formar una banda y grabar un disco. Casi casi como historia de verano… solo que los protagonistas son unos virtuosos asentados en la industria. Simplemente los reconocimientos individuales de cada uno da para un artículo bastante  extenso.

Por lo cual es bastante extraño que tenga un perfil tan bajo este proyecto, quizás la multitud de proyectos de cada miembro hace que se ensombrezcan entre si. Quizá es el genero, extraño para el fan de ellos, mucho mas ligados al Rock Progresivo, ahora acercándose mucho mas al Hard Rock.

Logran mezclar ese sonido ochentero, cuando el genero estuvo en su mayo apogeo, pero sin sonar estancado o fuera de tiempo (algo que Chickenfoot, un proyecto similar tuvo como problema).

Incluso el formato de las canciones es tomado de la época, cada 3 o 4 canciones, viene una balada, una canción mas lenta, para ponerse “más acá” con alguna chica, una canción con evidentemente menos revoluciones.

Y se nota sus raíces, el track abridor “Elevate”(que fácilmente podría ser el lead single) tiene lo necesario, un coro facilón, un riff pegadizo… eso solo es mientras para que todos se luzcan en su respectivo instrumento. Este es la principal estructura de las canciones, donde quizá el punto negativo es que parece que les cortan el solo, cuando la competencia se iba a poner interesante tienen que cortarle.

Pero se entiende, cuando te das cuenta todas las influencias que se pueden sentir cuando los escuchas, Led Zeppelin, Deep Purple, Gran Funk Railroad y Cream. Todo eso con progresivo (no se puede traicionar lo que uno siente. Ya que incluso en las “power balads” les pasa lo mismo, estructura conocida, con solos y/o intricadas partes de cada miembro.

Todo esto hace un poco predecible el problema del disco: las letras. Quizá demasiados mundanas, otras veces demasiado cliché. No es que sean malas, simplemente no están a la altura de la música. Sin embargo perfectas, para cuando vas en tu auto conduciendo rápido, con esos coros pegajosos.

La producción es soberbia, lo que único que se podía esperar, todo los instrumentos se escuchan perfectamente. En las mejores canciones del disco (que se encuentran en la parte final) “Criminal” y “The Dying”, los tres instrumentos se escuchan perfectamente, nadie se queda atrás (y menos técnicamente), en otro gran duelo de habilidades, de a ver quien puede mas, esos momentos que te hacen recordar un poco mas a Cream.

Aunque en resumen tristemente no es Cream, aun juntando todos los talentos no llegan a desarrollar su verdadero potencial. Tal vez en un segundo intento, que estén mas acoplados a hacer esto, nos entreguen todavía un mejor resultado. A pesar de esto, debe ser el Sleeper del año, ese disco que nadie del que nadie escucho hablar, pero que todos deberían escuchar. Es un gran regreso al Rock de vieja cepa, de que ese que se ha ido diluyendo con el paso del tiempo.

[youtube id=”fnMBix9Zq5o” width=”600″ height=”350″]

[youtube id=”avwo76gGTDw” width=”600″ height=”350″]

 

 

 

 

349 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail