Pin It

#TopKuatro | Bandas Iberoamericanas Imprescindibles (Prt 1)

A España le debemos la paella, el jamón serrano y a Rafa Nadal. También le debemos el Flamenco, el Derby Barcelona vs. Real Madrid y claro, a Penélope Cruz.

Con excepción de Brasil, los países latinoamericanos le debemos también la conquista. Le debemos también el español, esa lengua que nos permite por igual mentar madres, o desgarrarnos la garganta con una canción.

En el plano musical, para bien o para mal le debemos a Alaska y Dinarama,  Amaral y a Mocedades. La Iberia Sumergida de los míticos Héroes de Silencio, es región fértil en todo lo que a la música refiere. Es tierra de Mecano, El Último de la Fila, Hombres G, Radio Futura y Los Rodríguez. Además del queso manchego y muchísimo vino, de España brotan Jarabe de Palo, Duncan Dhu y compositores como Joaquín Sabina o Joan Manuel Serrat; de ella, brotan rockeros eternos, como Miguel Ríos.

En el ska, tienen a Skape, en el metal a Barón Rojo y, por supuesto, a Mago de Oz. En el shoegaze o rock espacial, aparecen Los Planetas, y en el rock punk contundente, Extremoduro. Así la lista podría seguir y seguir, hasta el infinito.

Así, el siguiente Top Kuatro, lo dedicamos a bandas españolas, ni tan emergentes, ni tan veteranas. A nada más y nada menos que cuatro bandas que, en poco tiempo, se han vuelto imprescindibles en la escena musical y que, si no has escuchado aún, tienes que hacerlo ahora.

1.- Love of Lesbian

En una entrevista con Santi Balmes, el líder de la ya icónica LOL explicaba que, para él, no había nada más honesto que un amor entre lesbianas. ¡Nada más preciso para definir el sonido de esta banda catalana! Desde que decidieron cambiar sus letras del inglés al español, se ha caracterizado por relatar historias de distancia, amor y rompimiento, no solo en sus canciones, sino también en sus discos conceptuales como 1999 o El poeta Halley. Sin duda una agrupación necesaria para entender el presente y el futuro de la música española.

 

2.-Christina Rosenvinge

Aunque su incursión en la música data del siglo pasado, el despegue de su carrera como solista coincide con ese cruce extraño entre los 90’s y la llegada del nuevo milenio . Desde ahí, Christina Rosenvinge se ha mantenido como uno de los nombres más importantes de la escena española. Con un sonido a veces frío, a veces distante y, muchas veces, seductor, y con su voz atípica, la cantautora es capaz de pasar de la balada nostálgica, al grito desgarrador en un instante. Cuenta con más de cinco discos, entre los que destacan Tu Labio Superior, aclamado por la crítica, y Verano Fatalla inigualable colaboración que realizara con Nacho Vegas en 2007. Sus letras apabullantes, su cercanía con el trabajo de artistas visuales de la talla de Sophie Calle, y su facilidad para explorar diversos géneros musicales, se han encargado de demostrarnos que Christina es una artista, en toda la extensión de la palabra.

3.-Vetusta Morla

Si algo le debe la música española a Miguel Bosé, además de sus excentricidades y sus grandes canciones, son sus letras, siempre ambiguas e intrincadas. La agrupación madrileña, Vetusta Morla, lleva a otro nivel la complejidad compositiva, tejiendo en cada álbum elaboradas metáforas, sin perder nunca ese sonido ecléctico que los caracteriza. Con sus juegos de guitarras eléctricas, teclados y demás instrumentos, esta banda es capaz de generar intensas atmósferas musicales sin que sus canciones lleguen a sentirse sobrecargadas. Desde que en el 2008 sacaron Un Día en la Vida, no han dejado de sorprender a los críticos. De forma que, en poco tiempo, se han consolidado sin dificultad en las listas musicales de lo mejor de España.

4.- El Columpio Asesino

Una vez me preguntaron a qué suena El Columpio Asesino. Fácil. No son muchos los grupos que suenen a su nombre. Poseedores de un directo poderoso, la agrupación de Pamplona es capaz de pasar dentro de una misma canción, como Toro, de lo más denso y peligroso, a lo más juguetón y revitalizante, tal como un columpio asesino lo haría (macabro, ¿no?). La banda es heredera de una tradición que toma influencia de los legendarios Pixies y que, junto con grupos como Triángulo de amor bizarro o Mueran Humanos, ha creado un resurgimiento del movimiento noise rock que bien podría catalogarse como “indescifrable”.