Article

14199630_1231506646891264_4827861881859772353_n

Trip Psicodélico: Tame Impala en el Palacio de los Deportes

Foto: Adrián Martz

Tres años bastaron para que Tame Impala, banda australiana, regresara para pisar tierras mexicanas. Después de su última presentación, en el ya extinto José Cuervo Salón en el 2013, regresaron para pisar un escenario más grande: El Palacio de los Deportes.

Una banda de su categoría, necesitaba tener alguien que calentara motores por ellos; Clubz fueron los encargados de emocionar a un Palacio que poco a poco se iba llenando. La espera se hace larga cuando tus expectativas por un concierto —probablemente el mejor que va del año—, son las mejores y las más aturdidas que puedes manejar en la espera de que comience.

Antes de que empezara el concierto, unos hombres vestidos con batas de laboratorio metieron algunos visuales psicodélicos y afinaron instrumentos. Los visuales consistían en un fondo blanco, con la proyección de una luz verde que tomaba forma de figuras geométricas, pero que no te distraían del show que iba a empezar en el escenario. Así es como Tame Impala empezaba un show de genios en la Ciudad de México.

La atmósfera es amena: la gente estaba ansiosa, brincaba, gritaba y no había ni un lugar vacío en todo el Palacio de los Deportes. La gente se reunió para escuchar a estos dioses del rock psicodélico; Australia había aterrizado en México.

PSX_20160908_232717

Finalmente salieron los integrantes de Tame Impala con Kevin Parker al frente. La gente se transformó, se alimentó del sonido característico de la banda y acompañados de los visuales que visten a los integrantes de la banda con el sonido de los instrumentos, hicieron un público ¡magnifico!

Las melodías frescas fueron enérgicas y elegantes. Las secuencias, los pedales fueron los principales dueños del momento, pero no más que los pies descalzos del majestuoso Kevin. La mezcla Currents-InnerspeakerLonerism, hicieron presencia en el set-list de la banda, ya que se incluyeron canciones como: ‘Walk on’, ‘Nangs’, ‘Let It Happen’. Esta última canción hizo de un público brutal; brincando y cantando, se presenció un Palacio de los Deportes austero y entregado, y con ellos los integrantes de Tame Impala.

Kevin Parker detectó la emoción y la entrega del público y mencionó que lamentaba la espera de tres años, pero que estaban ahí, ahora, y que nosotros estábamos ahí, ahora, y que están felices de regresar a la Ciudad de México. A continuación sigue ‘Why Won’t You Make Up Your Mind?’, canción que en vivo es diferente, con arreglos más largos pero que sigue siendo de los éxitos más preciados y disfrutados en su totalidad en vivo.

“Yo sé que no me creerán cuando les diga que probablemente este es el mejor concierto en el que hemos estado”.

-Kevin Parker.

Éxitos como ‘Elephant’ cuyo solo de batería por parte de Jay Watson se extendió, haciendo de la euforia el mayor exponente en ese momento. ‘The Less I Know The Better’, ‘Eventually’, ‘Alter Ego’, dieron paso a ritmos sonoros, calmados, enérgicos, austeros, pero que cuando uno giraba la mirada, pensando en que el público solo estaría como parado como estatua, nos llevábamos la gran sorpresa de que cada canción es cantada, bailada y saboreada de principio a fin. No hubo descanso y eso se agradece.

Tame Impala nos sorprendió con el cover a ‘Daffodils’, canción original de Mark Ronson en la cual colabora Parker y que fue puesta en escena para su público. ‘Apocalypse Dreams’ da pie a el momento triste de la noche: es la última canción y todos nos quedamos con ganas de más.

Después de un momento de incertidumbre, de visuales y luces apagadas, la banda regresó y avisó que somos el mejor público que Tame Impala haya tenido. Kevin  tomó una bandera de México (al revés) y se vio agradecido. ‘Feels Like We Only Go Backwards’ y ‘New Person, Same Old Mistakes’ son las últimas canciones de la banda —ahora sí—, y que hicieron que Parker vuelva a tomar la bandera de México (esta vez correctamente) y se la pusiera en la espalda; se vistió de los colores de este público tan entregado.

Las últimas canciones hicieron que papelitos de colores salieran en el aire, mientras se bailaba y cantaba. Así como Kevin Parker se vistió de nuestros colores, ellos nos envolvieron con los suyos, de amor, de poder y de un show que quedará en la memoria de cada asistente a este, el mejor concierto de lo que va en el año.

Setlist:

1.- Walk On.

2.-Nangs.

3.- Let It Happen.

4.- Mind Mischief.

5.- Music To Walk Home By.

6.- Why Won’t You Make Up Your Mind?

7.- Why Won’t They Talk To Me?

8.- The Moment.

9.- Elephant.

10.- The Less I Know The Better.

11.- Daffodils (Cover Mark Ronson).

12.- Eventually.

13.- Yes I’m Changing.

14.- Alter Ego.

15.- Oscilly.

16.- It’s Not Meant To Be.

17.- Apocalypse Dreams

Encore.

18.- Feels Like We Only Go Backwards.

19.- New Person, Same Old Mistakes.

Foto 2: Rodrigo Díaz

542 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail