Pin It

Vavi presenta: No estaba muerta ni andaba de parranda, solo me mudé

Queridos kuadroamigos, ¡no saben cuanto los extrañe! Sé que no merezco su perdón por esta ausencia pero estos últimos meses estuvieron llenos de cambios y no sabía exactamente como expresar todo lo sucedido.

Una de las cosas más importantes que pasó recientemente es que me mudé a principios de año con uno de mis mejores amigos y después de “convivir” con la gente del edificio creo que estoy lista para explicarles lo que a mi punto de vista son mis vecinos.

El edificio donde ahora vivo está extrañamente dividido en dos partes, la primera son oficinas y la segunda son 4 departamentos.  Llevo 5 meses tratando de entender como diablos están conectadas las dos partes pero la realidad es que no entiendo nada en ese lugar.

En el departamento 1 viven los “dog lovers”, son una pareja de extranjeros que tienen como 4 o 5 perros. Yo no tengo problema con eso porque me gustan los animales (excepto las arañas y las ex entrometidas) pero estos perros son la cosa más maldita ente escandalosa, les ladran hasta a sus sombras.

A esta pareja es a la que más me topo en el edificio, son super fitness y buena onda. Una cosa rara de su casa es que siempre cambian los muebles de lugar, tipo ¡DIARIO!

Y no es que los ande espiando día y noche sólo que su ventana principal da a las escaleras por las que entro y salgo de mi cuevita.

En el depa 2 tenemos a las “forever alone” que son dos hermanas que no hacen nada en la vida más que quejarse de los demás y ver la tele.

Ellas también tienen perro: un schnauzer histérico. Siempre que paso el pobre está pegado a la puerta esperando a atacar, estoy segura que al pobre un día de estos le va a dar un paro cardíaco.

Como les decía arribita estas morras se quejan de todo, nada les parece y son las primeras en correr a acusarte com el casero; pero ¡¡¡uuuuuuy!!! Ni se te ocurra mencionarles que es un pain escuchar a las 4 am a su perro ladrando o que a las 5 llega el señor del gas a conectar su tanque.

Nosotros como que tratamos de no pelarlas para que no anden de quejinches.

Pasando al depa 3 creo que sólo vive un señor, es como “el fantasma del edificio” , al que menos veo y no sé si vive con alguien o con algo o que chingados con él. Lo he visto contadas veces y no es de las personas más sociables del mundo.

De este departamento no puedo hablar mucho, sólo, un día que iba llegando en la madrugada la entrada estaba abierta y tenía muchas muchas ganas de entrar, digo si ves un departamento abierto a las 3 o 4 am abierto pues lo primero que piensas es que se metieron a robar, ¿no? O crees que el vecino es sonámbulo y ¿dejó la puerta abierta? (Sean realistas, nunca van a pensar eso -_- )

Mi roomie y yo vivimos en el cuarto depa, es el que está hasta arriba y atrás , creo que es el mejor depa porque nadie te molesta (excepto las del dos que molestan a todos).

No tenemos timbre y no tenemos espacio suficiente ni para tener un pez ¡jajajajajaja! Los techos son bajos y si alzo mis manitas los toco (créanme, soy muy bajita y eso significa que los techos son realmente bajos) ,  pero no cambiaría mi primera experiencia fuera de casa de mamá por nada del mundo.

Mi conclusión esta semana es que nunca tenemos el tiempo suficiente de conocer a la gente que nos rodea, a esas personas con las que sin darnos cuenta convivimos diario pero nunca les prestamos atención.

En mi muy humilde opinión tus vecinos son importantes porque nunca sabes si algún día podrías necesitar de alguno de ellos o si ellos podrían necesitarte.

No les digo que vayan puerta por puerta invitándoles un café, que maldita flojera, tampoco me refiero a que los espíen para saber que hacen y con quien lo hacen, sólo, dense tiempo de vez en vez para saludar a esta gente que tal podría ser su siguiente héroe ( o asesino en potencia, who knows)

 

 

 

 

 

 

 

 

Lazcano

niña bonita con cabello rock&roll