Article

yelle

Yelle y la música que sonará en el fin del mundo

Yelle es un proyecto francés que por más de una década ha estado entregando temas llenos de ese punk bailable y rosa de la tierra del romance, que al final de cuentas ni suena a punk, pero que ellos sí lo creen.

Si hemos estado al tanto de lo que este trío ha producido, sabremos que cada vez los escuchamos más suavizados y diluidos en el vapor del sudor de la pista de baile y menos concentrados de coraje y frenetismo. Así es que ya casi nos entregan una nueva producción de larga duración de la cual ya hemos escuchado un par de adelantos (“Je t’aime encore” y “Karaté”), lo cual nos da un poco la visión de para dónde apunta la veleta de su álbum completo.

En Revista Kuadro pudimos platicar un poco con Julie Budet, A.K.A. Yelle, sobre el apocalipsis y sobre esta producción que ya no tarda en ser entregada y este es un extracto de esa romántica conversación con acento franchute.

Revista Kuadro: Desde su primer hit en MySpace, por ahí del 2005 hasta ahora, ¿cómo ha sido el proceso de trabajo para Yelle?

Julie Budet: Nos hemos tomado el tiempo para hacer las cosas, nunca nos ha interesado apresurarnos a hacer algo de lo que no estamos orgullosos. Tienes que esperar al momento correcto para hacer las cosas. A veces estamos trabajando en algo y por alguna razón no puedes acabarlo; no sabes cómo terminar una canción o qué palabras usar para cierta línea, pero al final sólo tienes que ser paciente contigo mismo.

Es un proceso escribir una canción y si lo fuerzas no será algo bueno. Eso lo he aprendido a través de los años y afortunadamente hemos podido darnos el lujo de darnos el tiempo, hasta la fecha tenemos la libertad de decidir lo que queremos hacer y de cómo lo queremos hacer.-

RK: Escuchando un poco el nuevo disco notamos un poco de esa vieja energía punky con la producción de la nueva Yelle.

Julie: Creo que cada disco es un reflejo que quiénes somos y dónde estamos en ese momento. Definitivamente hay algo un poco más obscuro y melancólico que ya hemos tenido en el pasado. Tal vez tenga que ver con la situación del mundo pero creo que la conexión que está ahí en nuestra música nos representa muy acertadamente.

También es cierto que la música y las canciones nacieron antes de la pandemia, pues habremos terminado de grabar en diciembre y la mezcla la trabajamos entre enero y febrero… tal vez aún en marzo. Pero lo cierto es que la música ya estaba ahí. Incluso el arte lo teníamos ya pensado a principio de año y todo lo tuvimos listo justo antes de que empezara todo este fin del mundo.

Pero quién sabe, a lo mejor fue que tuvimos alguna clase de presentimiento de lo que pasaría este año. Sea como sea no me siento muy optimista pues no sé qué vaya a pasar con la música, y menos en Francia, pues ya es verano por acá y las personas salen y van a la playa y no siempre usan tapabocas y salen con más personas. Así que no es fácil hacer que las personas entiendan lo complicado de la situación, además después de más de 4 meses de encierro, las personas quieren salir y disfrutar las vacaciones.

Eso complica saber cómo serán las cosas cuando regresemos, ahora en septiembre, a la escuela y las actividades. Para mí lo más importante en la música es estar en un escenario, el conectar con las personas, bailar y cantar con ellos, hablar con ellos, tomarnos fotos y no me puedo imaginar hacer un tour haciendo shows en Zoom o YouTube, no es como me imagino la vida del arte.

Yelle.alejandroservin....

Por ahora no sabría cómo reinventar mi trabajo en esta pandemia, ese es el problema en Francia, pues tienes permitido hacer cosas en pequeños grupos, pero no me imagino tocar para 30 personas que no se pueden tocar o bailar juntos, para mí es una locura pero tenemos que encontrar la solución. Solo espero que volvamos a la normalidad y podamos hacer las cosas en la forma real.-

La verdad es que, no sé usted, apreciable lector, pero creo que todos nos sentimos un poco como Julie; la situación mundial es nebulosa, extraña y no nos deja ver claramente la luz al final del túnel. En lo que a la música respecta el ambiente está aun más enrarecido pues todo pareciera indicar que los conciertos están en pausa indefinida y que las ideas como los autoconciertos, los shows en línea o los festivales en corralitos no están siendo buenos sustitutos para esa conexión de la que habla Yelle. Como siempre habrá que esperar a ver cómo se asienta nuestra agua de tamarindo.

 

 

468 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail