Arctic Monkeys una seducción sonora que encendió al Foro sol

fotografía OCESA / César Vicuña

Los Arctic Monkeys, una de las bandas de indie rock más icónicas con 20 años girando en la escena musical , se presentaron anoche en el emblemático Foro Sol de la Ciudad de México en un concierto inolvidable , uno de los mejores de este año movido de shows en nuestro país. Desde el momento en que las luces se atenuaron y el estruendo de la multitud colmó el foro, quedó claro que estábamos a punto de vivir una experiencia musical sin igual.

La noche comenzó con un estallido de energía cuando los acordes iniciales de «Sculptures of Anything Goes» resonaron en todo el recinto. La canción, con su ritmo frenético y letras intrigantes, dejó claro que la banda estaba lista para llevar a los asistentes en un viaje a través de su ecléctica discografía. «Sculptures of Anything Goes» trata de la libertad creativa y la necesidad de romper las convenciones, una elección de apertura perfecta para un grupo que ha sido conocido por desafiar las expectativas en cada paso de su carrera.

Siguiendo a esta impactante apertura, la banda entregó una serie de éxitos que mantuvieron a la multitud en un frenesí constante. «Don’t Sit Down ‘Cause I’ve Moved Your Chair» y «Arabella» fueron interpretadas con una ferocidad y una pasión que solo los Arctic Monkeys pueden lograr. Pero el punto culminante de la noche llegó con «Do I Wanna Know?», una de las canciones más coreadas y esperadas de la noche. El riff de guitarra hipnótico y la voz inconfundible de Alex Turner llevaron a la audiencia a un estado de éxtasis musical.

La banda continuó su actuación con una selección diversa de 21 canciones, que abarcaban desde sus primeros éxitos hasta sus incursiones más recientes en sonidos de bombos intrépidos al más puro estilo R&B y soul. El bajo envolvente y las letras melancólicas de Turner añadieron una capa de profundidad a cada canción, mostrando la madurez artística que han alcanzado a lo largo de su carrera.

Uno de los momentos más memorables de la noche fue cuando Alex Turner se dirigió al público con un carisma inigualable. «Ciudad de México, un gusto verlos», dijo, mientras el foro rugía en respuesta. Su presencia en el escenario era magnética, y parecía que ya había tomado su lugar entre los reyes del rock de la historia.

El concierto culminó con una interpretación poderosa de «R U Mine?», la dinámica se envolvió una energía frenética a una sensación de sensualidad, agresiva y elegancia ,donde el deseo y el amor se vuelven urgentes . La voz de Turner resonó con una emotividad cruda mientras la banda tejía una atmósfera hipnótica alrededor de la audiencia.

En resumen, Arctic Monkeys en el Foro Sol de la Ciudad de México fue un viaje musical que abarcó lo mejor de su carrera. Desde sus inicios en el indie rock hasta su evolución hacia un sonido más sofisticado, la banda demostró por qué son considerados una de las bandas más influyentes de la actualidad. La noche se sintió como un tributo a su legado musical, y el público no podría haber pedido una experiencia más memorable.

1439 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail