Dr. Shenka, largo y tendido

Un zoom mucho más largo de los que 15 minutos que normalmente te dan para hablar con un artista. Algo que siempre se agradece en especial como con alguien como Dr. Shenka, el vocalista del Panteón Rococó.

Abierto a todo, hablando de todo. Particularmente recordando todas las andanzas del Vive Latino, practicamente 30 años de carrera, como lo han llevado y todas las complicaciones. Practicamente toda la conversación, menos los me escuchas, todo bien, me dejas grabar que todos hemos tenido en una reunion de zoom; porque todas esas ideas no se pueden -ni deben- editar ni cortar.

Revista Kuadro.– Antes de empezar, este, ahorita, ¿Cómo te digo? Doctor Shenka, Luis? Dr. Shenka.– Whatever, como gustes, hermano. RK.- Oye, porque después de casi treinta años, debe ser hasta complicado separar esa línea, ¿No?

Dr.- Ya, afortunadamente, ya logramos esa, des mimetización. En su momento, sí, en su momento era muy difícil, sin embargo, creo que también con el paso del tiempo y la madurez va separando el personaje de la persona y entonces, este, la vida es un poquito más fácil ahora.

RK.- Antes te comía más el personaje?, Porque ya con todo el éxito, el dinero, las giras, y dices: yo soy Doctor Shenka. Luis no se.

Dr.- Sí, fíjate que cuando sucede que la banda se masifica, para mí fue como muy impactante porque había gente que no me conocía y llegaba y tocaba la puerta, ¿No? Y oye, tú eres el de Panteón Rococó, este, regálame una foto y demás. Tanto fue tan invasivo que tuve que irme a terapia y entonces la terapia, mi terapeuta me sugirió justamente hacerme de un alias, ¿no? Hacerme el alias y entonces, o sea, bueno, pues toda la gente, la mayoría de la gente en esta industria tiene un alias, ¿No? Entonces, créate un alias y en él deposita los aplausos, las mentadas de madre, este, los vituperios, lo que tú quieras, las alabanzas, bla, bla, bla. Y a partir de eso, entonces el personaje recibe todo eso, y Luis Román llega a su casa sano y salvo. Entonces eso ha sido una especie de muletilla para poder de alguna manera solventar esa parte cuando la cosa se masificó. Cuando la cosa ya se empezó a salir de control, ya fue más difícil salir a la calle, ya fue más difícil ir en el transporte público porque se volvía de repente ya una firma de autógrafos improvisada y creo que pues me funcionó muchos años, me ha funcionado muchos años y entonces, pues cuando ya termino el escenario, vuelvo a la parte mía. Ahora sí, como dice vulgarmente, vuelvo a mi centro y es muy satisfactorio que el personaje realmente se quede guardadito ahí en el clóset.

RK.- Hoy no sé si el proyecto crecia de la reciprocación, no sé si has reflexionado que Panteón Rococó es una de las bandas de rock más mexicanas, más exitosas de todos los tiempos, no quiero entrar en clasificaciones como poder pasar a tener como mejor, porque eso es mejor muy subjetivo, se puede gastar más otra cosa, pero el éxito es algo mucho más tangible, Digamos el nivel, este, venta, monetización, conciertos, todo eso, creo que sin lugar a dudas, son una de las síntomas grandes que tenemos, este, aquí en México.

Dr.- Empezamos a trabajar, dándonos cuenta que sí, lo que queríamos lograr de esto era vivir de esto. Era algo que nos gustaba hacer, que amamos hacer, que de alguna manera no nos vemos, creo que cada uno de nosotros en su momento tuvimos la coyuntura de o te dedicas a la escuela, o terminas tu carrera, o los que estábamos trabajando era terminas, o sea, sigas en el plano laboral, y creo que en esa coyuntura, cuando nos dimos cuenta que la banda ya estaba despegando y que era más difícil cumplir con las dos funciones, ya fuera en la escuela, en el trabajo, y aparte tenías que ir a tocar y a veces tenías que mandar un suplente a tocar, o tenías que faltar al examen, pues fue en un momento clave que todo el mundo nos dijimos, bueno, esto ya estaba medio jalando, ¿Qué hacemos? ¿No? Y fue un momento importante para la banda, fue un momento coyuntural en el que hubo que partir todo, y de repente incluso hasta momentos familiares duros, porque también era como, como le dice a tus padres, bueno, yo ya dejo de hacer esto que ustedes me están este procurando, y de ahora en adelante agarro mi senda de esta manera. Entonces, para muchos padres de nosotros fue como impensable. Lo difícil que iba a ser, lo ingrata que es la profesión a veces, qué sé yo. Sin embargo, creo que bajo esa premisa tuvimos la objetividad de saber qué queríamos lograr algo importante para nosotros, no tanto pensando en la masificación, no tanto pensando en la trascendencia, en la duración a los años, sino disfrutar lo que queríamos hacer arriba del escenario. Y con el paso del tiempo y conocer la industria, cómo funcionaba y todo, nos fuimos dando cuenta que había que procurarnos una infraestructura. Entonces, antes de pagarnos un sueldo primero, lo que hacíamos era como a ver, nos pagaron tanto, antes de repartirnos todo lo que te hace falta: «Pues yo necesito juegos de cuerdas», «Pues yo necesito, este, baquetas», y bueno, ok, repartíamos y de repente, oiga, ¿Y qué les parece con esta lanita que sobró, ahorramos para comprar un amplificador, porque tocamos con unos pibis chiquitos de ensayo y de repente, entonces poco a poco nos fuimos dando cuenta que ya teníamos nuestro back line y eso pues nos llevaba a sonar un poquito mejor. De repente era como wey, necesitamos un ingeniero. Entonces, pues ahí el primero que cobró la banda fue el ingeniero antes que cualquiera dela banda, porque era pues el que nos hacía sonar y entonces había que pagar una lana si no, no venía nadie. Y poco a poco, entendiendo esa cosa nos fuimos diferenciando de las bandas, digamos, de nuestro entorno, con las que crecimos. Empezamos, llevabas ya tu back line, ya tocabas con algo mucho mejor, el sonido de raíz era mejor, llevabas un ingeniero, se iba mejorando la cosa y creo que eso poco a poco nos fue dando la pauta que hoy por hoy pues la banda, el público tenga la percepción de que la banda pues ya no vas al toquín de Panteón, ya no vas a la tocada, vas al espectáculo que ofrece la banda Panteón Rococó. Y creo que el saber invertir el dinero, el saber, como comentas, esta parte de la economía de, de también aprender de los errores ajenos de mirar, de la experiencia ajena de oigan que no les suceda esto, oigan, ojo con esto, fuimos de las primeras bandas que pues de repente cuando nos dimos cuenta que era Panteón que nos sacaba del entorno, pues nos reunimos un día y dijimos, wey, y si algún día alguien muere de la banda afuera en gira, ¿Qué quieres que hagamos? ¿A dónde, a quién le hablamos? ¿Qué familiar? Y entonces como la banda te saca de ahí, pues la banda tiene que hacerse cargo de un seguro, entonces nos trajimos un broker de seguros para, para que nos asesorara y poder estar cubiertos para si en algún momento dado a alguien de nosotros le sucede algo, pues su familia está cubierta. El crear un montón de mecanismos que nos pudieran tener como tranquilos en la parte económica nos ha permitido invertir nuestro dinero, el poder hacer nuestros propios eventos, como era lo que hicimos con Días de Panteón, que fue una producción completamente de nosotros, el poder aventurarnos, ser empresarios de otra banda, producir el disco de otra tanta, el tener nuestra propia infraestructura en cuestión de transportación y de backline. En algún momento en Europa íbamos tantas ocasiones que de repente era como, güeyes, pagamos más de sobrepeso llevando todo el equipo, pues compremos un equipo acá y en la primera gira se pagó y después nos ha servido para rentarse los otros artistas, para moverlo allá, el tener como infraestructura, sí, y el aprender a ver a la banda como la mayor diversión, pero también como una empresa que tiene que funcionar y que tiene que dar dividendos, ¿no?

RK.- Esto es muy interesante porque yo soy abogado, no digo estoy aquí por tener la comunidad, pero mi trabajo debería ser abogado, normalmente los artistas justamente les preguntó cosas relacionadas a eso, ¿no? Por ejemplo, con el rizqueda, derecho de tutor, somos muy delicados, la verdad pocos artistas saben de eso. Al momento de firmar, pero es la primera vez que escucho que es muy importante que tratemos la banda como una empresa que tiene que saber administrar, porque digo, al final es el negocio. He visto varias empresas donde el dueño dice bueno, salarios, pago impuestos y mi salario, ¿no? Por ejemplo, es lo que queda. Curiosamente esas empresas en los dos años juegan, ¿no? Porque no se van a administrar lo que no son previsores de, oye, un seguro, ¿no? Por lo que está que puede pasar. Entonces, el hecho de de siquiera pensar, oye, hace falta un seguro por lo que sepan, que lo que sea, digo, eso son de las cosas por las cuales, pues han podido mantenerse ya el año que viene treinta años, ¿no? Que la verdad, pero no fácil, este, pero son poquísimas las bandas que han logrado tener un un éxito para sostenerse así durante tanto tiempo.

Dr.- Sí, sí, sobre todo en un universo musical tan cambiante, en todos los sentidos, ¿no? Es de la manera en cómo se hace la música ahora a cómo se se promociona, a cómo este pues también las partes que que tienen que ver con los cambios generacionales, ¿no? La la música se va diferenciando una de otra, los conceptos, el gusto musical va cambiando en muchos sentidos y como una banda, pues justamente como lo comenta de treinta años, puede irse adaptando estas circunstancias. Ha sido muchas veces gracias a eso, justamente de saber leer qué queremos como banda. O sea, el poder estar constantemente vigilando lo que sucede a nosotros alrededor, dice el dicho, al ojo del amo engorda el caballo, ¿no? Y a base también de caídas, porque ha habido caídas dentro de labanda en ese sentido, aprender de esos errores y decir, bueno, corregir ese protocolo, aquí falló, aquí vamos a revisarlo y a la siguiente vez no nos vuelve a ocurrir, ¿no? Pero sí, mucho tratar de de mirar un poquito a mediano plazo y poder trazarnos metas y expectativas que sean reales y que se puedan cumplir, ¿no? O sea, que sean tangibles a un mediano plazo y eso nos ha dado la posibilidad, entonces, de poder proyectar un poquito más a futuro y decir, bueno, a ver, este, pues esta esta plata la vamos a invertir en este concierto, esto va directamente a pagar los gastos de nuestra oficina, de nuestro lugar de ensayo, o sea, somos una banda que nos gusta tener un propio lugar de ensayo, no ir a rentar en una sala donde tienes que cumplir con un horario, sino porque justamente tienes el tiempo para crear completamente libre, para ensayar lo que tú quieras, si alguien se quiere. Exactamente, incluso sirve ahora por ejemplo, para en el momento que no se está ocupando, se renta por un ensayo o el hijo del de uno de los guitarristas que está tomando clases de batería va a tomar su clase. O sea, hay un hay un espacio que es completamente la banda, pero que también se tiene que sostener, ¿no? Y que se tienen que pagar. Afortunadamente, todas esas previsiones nos llevaron a solventar el chingadazo de la pandemia, por ejemplo, ¿no? Y poder como como sobrevivir en un universo donde realmente, como tú lo comentas, muy pocas bandas están avocadas a pensar en el futuro,en que el momento también del éxito es muy efímero, ¿no? En la parte que decía Alex Lora, ¿no? El chiste no es llegar hasta arriba, sino mantenerse y toda la vida y sostenerse ahí pues requiere justamente de estar en la disciplina, de ver tu trabajo, de ver por él, de no sentarte y no dar nada por sentado. Entonces, este pues sí, de estar en constante movimiento, en constante creación y sobre todo pues eso en una disciplina constante que que muy pocas veces el rock tiene.

RK.- Oye, digo, es justamente por lo mismo podremos seguir hablando de esto otras dos horas, pero bueno, vamos a empezar tanto en la conversación porque, por ejemplo, no esde eran dos cosas de algo más musical. Uno es que ustedes son la band en el vive latino. Digo, eso es porque el vive latino es un instituto muy parecido a a ustedes. No solo tienen más o menos el mismo tiempo, también son algo que que nació, digamos, a lo mejor muy de barrio, se fue siendo popular porque fue justamente tener un éxito sabiendo sostener. Entonces, es, que creo que hoy poder decir la banda que más está en el vive latino habla muy bien tanto de ustedes como del vive latino, ¿no? Por ejemplo, insisto, sostenerse así veinte años es, es, es algo totalmente vivo y y y más que que que en este pleno dos mil veinticuatro todo mundo tiene atención en colibrí, ¿cómo te sientes esta relación con el vive latino?

Dr.- Pues creo que ha sido maravilloso el crecer juntos eh desde la primera vez que llegamos que fue en el año dos mil fue muy sorpresivo porque era una éramos una banda que estaba haciendo mucho ruido a nivel de DF nos invitan a tocar no teníamos gran experiencia en en escenarios pues grandes. Cabe destacar que el vive latino pues de alguna manera se detona después de un montón de conciertos que hicimos muchísimas bandas en Ciudad Universitaria tomando rectoría, tomando los espacios del estadio de CU, del estadio de prácticas donde tocaba Maldita, San Sabina, La Barranca, Nosotros, Molotov en su momento, este la Botellita de Jerez con un objetivo mucho más social político que eran ese entonces el apoyo a la a la problemática que habían Chiapas, entonces eh pues yo creo que ahí los empresarios saben leer que pues se juntaba muchísima gente a estos conciertos que lo organizamos a nivel este autogestivo y supieron leer esa parte y supieron ver el lado económicamente rentable a un festival. Se crea el primer festival vivo latino en el que nosotros no participamos, nos participamos en el segundo. Somos invitados al segundo y fue tanta la euforia de la gente por ver a Panteón Rococó que es que el lugar donde nos asignaron que fue el escenario que estaba en la curva se desbordo y fue hasta cierto punto muy incómodo y peligroso para todos porque era tanta la gente que había gente colgando del lado contrario de las gradas del vive latino colgada te digo peligrando tratando de ver el concierto entonces fue tanta la sorpresa que causamos con la convocatoria que nos invitan al otro año nos ganamos ya el acceso directo al escenario principal y ha habido muchas bandas que han estado en el vive latino y y siempre han estado o en la carpa intolerante o tal vez en en el palillo y les ha costado muchísimo traer en el caso de nosotros fue como directo al escenario principal estábamos tan verdes que el segundo año nos toca entre pericos y siempre resalto eso porque fue un aprendizaje también para la banda este nos mandan al escenario principal entre Pericos y Skape pues esas bandas ya tenían un linaje bajando un nombre muy cabrón y obviamente la gente ya quería ver a Skape y la banda nos chiflaba porque no todos nos conocían el escenario nos quedó muy grande escénicamente o sea estamos acostumbrados de tocar en lo petiso y de repente yo tenía al guitarrista tres cuatro metros allá al otro guitarrista al otro lado entonces escucharte aprender a monitorearte pues bueno no teníamos esa tabla y creo que ha sido base de crecer de ver cómo el festival también se volvió de un parteaguas a nivel industria en México a una plataforma internacional en la que todas las bandas de Latinoamérica uno de sus sueños es venir y tocar en el Vive Latino entonces también se ha convertido a pesar de que hemos estado en tantos años también para nosotros es una es una plataforma todavía no a pesar de que ya tengamos un nombre ganado es tomarlo con la envergadura que es tocar una hora en el vivo latino pero sabes que eso se va a ver en todas partes del mundo ahora con la tecnología y que tal vez entonces un promotor en chile o en argentina o en uruguay o en japón donde tú quieras a lo mejor ver el festival y dice quiero traer esta banda como había pasado con muchas bandas que han tocado el vive no y darnos cuenta de que si es una plataforma importante y que hoy por hoy creo que es el festival más importante o el más reconocido afuera del país en cuanto a a ese reconocimiento no porque también está por ejemplo Pal Norte que también ya se está volviendo un festival muy muy grande sin embargo todavía no tiene ese ese impacto que suele tener en otros países para bandas como de sello estando en europa de repente en Suecia, Alemania, Dinamarca las banditas de allá sueñan con venir a Vive Latino porque ven en los videos la gran cantidad de público que se junta imagínate eso para un artista es maravillosoo sea

RK: Es el tiempo, el Pal Norte está muy bien hecho unos carteles también impresionantes pero tiene menos de 10 años y el Vive Latino los carteles que ha tenido los shows que ya he tenido y este con 30 años pero que es así que siempre la diferencia y creo que va a seguir marcando la diferencia, se ha posicionado como probablemente el segundo festival porque creo que Corona Capital es más de nicho, es como más de música en específico, mucho más ecléctico como latino, pero esos 20 años de diferencia este hacen todo.

DR: Exactamente, y creo que, como lo comentas, de la parte de saber hacerlo rentable. No como yo alguna vez veía un documental sobre Coachella, y pasaron como cuatro, cinco años para que Coachella fuera rentable. Siempre, los otros cinco años tuvo números rojos todo el tiempo. Entonces, también reconocer esa parte de la promotoría. Sobre todo, también la apertura que le han dado al festival, el poder traer también bandas anglosajonas. Ahorita me preguntan sobre el rollo de qué pienso sobre que toquen bandas de habla inglesa. Pero también es cierto que muchas generaciones de mexicanos que crecieron en Estados Unidos, a fuerza en muchísimas bandas anglosajonas, hay un latino tocando en los Black Pumas, en Slayer, en Deftones, en Ministry. O sea, hay un latino, ya sea chileno, brasileño, argentino, mexicano, pero hay latinos en las filas de los anglosajones. Entonces, pues también se vuelve ya una música mucho más universal. Y ya también, hablando un poquito más a fondo con el regional mexicano, con la cumbia, la cabida que le dan a los sonidos y a los sonideros, a la música también como que no es propiamente rock, es más folk, es más en otras vertientes. Pues me parece magnífico que haya esa apertura.

RK: No, oye, igual, ir avanzando es una pregunta un poco política porque a lo mejor eso se inició, no lo comenzaste con, etcétera, este el EZLN con una banda que puedo decir que es claramente de izquierda, no, porque hablaba de los obreros en la precariedad, la mora, no digo, este es una de sus hits más importantes. Entonces, dos preguntas de este, ¿qué sienten que justamente van alemanes, alemanes no, pero en un día está, todos los alemanes viven prealteamente mucho mejor que mi hija en el medio y ver un estadio lleno de alemanes cantando la carencia? Y dos, si aquí en México no sienten que hoy, cuando tenemos este éxito de notoriedad, sigue siendo complicado conectar, conectar con ellos, o eso lo logran dejar de lado porque, por ejemplo, es eso le pasó un poco a Molotov, este que tuvieron críticas por eso, no porque es Molotov. En su caso, por ejemplo, que hablaban de izquierdas, el pueblo y ahora que se hicieron, ya no fueron así, ya nomás canta por cantar porque tú ya no les crees ese discurso de hace 30 años. No, que digo, a lo mejor tratar para tener venido el éxito, este no tiene por qué hacer algo peleado.

Dr: Claro, por supuesto. Yo creo que mira, es bien curioso porque con los primeros momentos en Alemania, pues obviamente cuando haces una banda y, sobre todo, cuando eres mexicano, pues creo que el principal público al que piensas cuando sales de gira o sueñas con una gira de Estados Unidos o Centroamérica, Sudamérica, para nosotros se nos dio de una manera muy fortuita ir a Alemania, un país donde apenas mascábamos el inglés, pues nada de alemán mucho menos. Entonces, de repente, pues llegar al primer mundo porque realmente Alemania es fucking primer mundo, yo estaba tan maravillado de repente de todo lo que sucedía, del civismo, de que nadie se pasa el alto, de que todo el mundo respeta el peatón, de que era la bicicleta, muchas cosas que de repente a mí me impactan. Alguna vez me acuerdo que metí una tienda, yo dejé mis cosas en la bicicleta y me acordé y dije ‘van a robar’, y salí; estaba todo ahí, este, eso me impactaba mucho. Y alguna vez un alemán me paró en seco y me dice «no, wey, aquí también en Alemania los políticos roban. No también aquí los políticos son muy corruptos, nada más que aquí se mochan con el pueblo para que todo el mundo esté un poco más tranquilo. Allá en tu país pues te igual roban, pero se lo roban todo». Bueno, o sea, pensé pero, pero aquí también’. Entonces, me empezaba también a hacer ver esas partes que yo no veía, que era como, por ejemplo, ‘wey, si aquí la gente también en su momento se comporta, sí es un poco de civismo’, sí, porque los alemanes tenemos esto, pero también voltea a ver cuántas cámaras hay ahorita, nada más mirándonos y entonces era como 40 y tantas cámaras, ¿no? Y es cierto entonces, bueno, también hay una parte que es civismo, pero una parte que es control y que también es por la cual nosotros también luchamos contra el sistema porque nos tienen agarrados de los huevos, prácticamente, no vulgarmente hablando. Y entonces ahí entendí que sí, que en todos lados secuestran en ese sentido y que de alguna manera pues la lucha se van hermanando de acuerdo a los contextos. En el caso de Panteón creo que fue muy evidente pasar del mentadero de madre a destajo, no, a realmente enfocar bien toda esa energía en canciones que tuvieran pues eso justamente en un fondo que de repente en algún punto dejáramos solamente de hablar y entonces apoyar de manera logística, a veces de manera económica, a veces haciendo un concierto, a veces haciendo esto otro, de manera un poco más de acción directa que no fuera nada más el discurso de pararse en el escenario y decir ‘si suma del gobierno’, no, sino pues también porque chingue suma del gobierno por esto, pero ¿qué hago yo como artista para que esto también pueda transformarse? Y entonces entendimos que también había otras formas de acción que no era precisamente la parte frontal, sino también a nivel de apoyo logístico, de muchas organizaciones que de repente se pegaban con nosotros. Se oyen, ‘queremos hacer un concierto para esto’, evaluábamos si podíamos apoyarlos tocando o a lo mejor con la logística o a lo mejor con la información. Seguirnos. Como digamos de alguna manera informando o tratando de buscar la información verídica en un momento donde la desinformación a destajo está por todos lados en seguir hablando de las cosas, a mí me sorprendía. También cuando llenamos los foros, o la gente me preguntaba pues, ‘a qué le debes el éxito de Panteón’, no, o sea, yo volteaba hacia atrás y decía pues, güey, no somos una banda que ya hemos gozado de un nivel mediático como Molotov, no somos una banda que esté totalmente siempre en televisión, los medios sonando en los primeros lugares en el Billboard, que hayamos ganado un Grammy, porque verga, llenamos tres foros sol. Porque las canciones son de la calle, porque han acompañado a nuestra ciudad saliendo del metro, o en la taquería, o en el antro de moda, o en la boda, y ahora resulta que también somos una banda que se toca en las, o sea que ya la carencia o la dosis son obligadas en las bodas o los 15 años. Y entonces te das cuenta.

RK: Fiu a dos bodas y la dosis perfecta este es parte ya de popurri de rock en español cuando ya todo el mundo está borracho ya pasó en la carrera y hace un parte obligada y todo el mundo empieza a hacer un poco de slam y agitarse un poquito más 

Dr: Es interesante ese fenómeno, y creo que parte de eso es hacer canciones que tienen que ver con la calle. Soy un tipo que sigue saliendo a la calle, y desafortunadamente, mi ciudad es un semillero impresionante de inspiración para lo que sucede alrededor. Una canción como ‘La Carencia’ tiene una longevidad y una temporalidad enorme, porque el momento que la escribí hace 25 años, pues había esa carencia, y ahora está igual, lo peor había asesinatos, ahora estamos igual, lo peor. Entonces, eso nos obliga como banda a seguir tratando de ser congruentes. Siempre he dicho que ese hilo de congruencia es bien delgadito, y como banda que decide militar en esa parte, estamos en esa cuerda floja entre la parte de entretener y la parte de comunicar. Entonces, ahí lo hemos ido balanceando; a veces nos cargamos de un lado, a veces nos cargamos del otro, pero es importante para nosotros como banda, siendo padres de familia también ahora, enseñarles ese valor a nuestros hijos y tratar como de que tengan esa conciencia que nosotros adquirimos gracias al movimiento zapatista y a esa filosofía.

RK: Oye, la verdad está muy interesante esto. Digo, a mí nunca me deberían seguir, pero si no, morirán, me van a matar. Entonces, esto sería todo, por un momento, digo, por tanto más, por aprovechar más, justamente que van a estar en el Vive Latino. Entonces, este muerto en el video, digo, que no se parte con esa experiencia, no, porque forma parte de la memoria. Digo, tocado de mexicanos en estado ahí, más veces contenta gente. Entonces, que les vaya muy bien, ojalá podamos repetir esto, ojalá podamos repetir esto en persona. No, porque sí, claro, claro, ahondar.

Dr: Sobre todo en esa parte bien importante que, yo creo, hablamos al principio sobre la organización de una banda, sobre cómo solventarte, cómo hacerte autosuficiente, cómo realmente no hacer que se repita ese mismo esquema en el que al final de tu carrera estás solicitando dinero porque no tienes para comer. Porque si no, realmente, viste un gran éxito, ponerte pilas y ahorrar, y el valor de eso también, de dignificar tu trabajo y también en qué momento poder retirarte de una manera digna. Decir, ‘esto que hice tiene un significado importante y es mi legado’, y poder entonces soltarlo de una manera tranquila. Yo siempre, cuando veía a los Rolling Stones la última vez que venían al Foro Sol, estaba maravillado de cómo lo disfrutaban y decía, ‘yo quiero llegar ahí, al momento en el que estos cabrones no dejan de tocar, no porque les haga falta plata, porque quieren y porque aman tocar’. Entonces, yo decía qué maravilloso, y de poder llegar ahí. Y yo no quiero hacerme viejo y estar tocando porque no tengo para comer, sino realmente porque disfruto eso, y lo amo, o sea, y ese fue como la mayor lección cuando los vi disfrutar de la manera que lo hacían en el escenario. Estos cabrones no tienen necesidad de seguir viajando, de seguir enfrentándose a las esperas en los aeropuertos, no hacía todo eso que decía Tom Petty, que decía, ‘este güey, yo cobro por salir de mi casa, por esperar, por el sonche, por esperar, yo sé yo cobro por esperar, la música yo la regalo estaba de gratis’, entonces, exacto, un poco, un poco de esa parte, esa filosofía cuando la escuché, dije pues sí, esa es la que hay que aplicar. Y creo que para hacerle justicia al rock hay que tener pláticas, como es un poquito más profundas, de cómo hacer que nuestras bandas, nuestros artistas realmente sigan teniendo un reconocimiento y una vigencia a través de todo lo que hicieron, pero también un fin de carrera digno y chingón.

795 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail