El festival que los fans hicieron: Force Fest

Fotos por Edwin López y Ro Wolf

Los headbanger están hechos de otro material. Son diferentes a los demás fans de rock, todavía más de otros géneros, son más resistentes, son más pasionales y viscerales.

Todo eso fue lo que se vio por dos días en el campo de Golf de Teotihuacán, con acampada incluida, sin importar que las condiciones estén lejos de ser la ideales… para lo que sea. Pero las casas de campaña estaban ahí, listas desde el viernes. Varios nombres en el cartel que iban (palabra clave) a estar, lo ameritaba.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Hector Noire (@heck.him) el

 

 SÁBADO FORCE FEST 

Un lugar nuevo para festivales, tratando de recrear esa experiencia completa, de lo que implica un festival de metal, no importa donde sea, ni como este. Era el marco perfecto para recibir la promesa de un gran cartel. Con un particular detalle, era el último show de Slayer en México, venían por última con esa gira mundial de despedida, sin saber lo que se iba a encontrar.

Porque hasta los problemas de audio los solucionan ellos mismo, como el sábado con «Youth of Nation» de P.O.D. uno de esos himnos generacionales eran cantados por todos, ganándole al sonido. Incluso la falta de visibilidad del escenario principal no impedía corear a todo pulmón.

P.O.D.
P.O.D.

En el mismo escenario con los mismos defectos, Code Orange dió uno de los mejores perfomance del festival. El barro salía volando por todas partes, la potencia de la música y el headbangin, hizo que se terminara de olvidar el diluvio de hace rato.

Para que siguiera Bush y un momento que unió a todos con los británicos. Un cover de los Beatles, una que todos se sabían para que cantaran los no tan fans de Bush también. Los de la isla se cuidan entre sí.

Bush
Bush

En el escenario mas trve empezaban Armored Saint, se hacia presente la potencia y la velocidad, sirviendo la mesa para uno de los caballos negros del festival: Sacred Reich, uno de los mejores shows del día. Sorprendiendo a quienes estaban conociéndolos y confirmando para los que ya los conocían, de los que son capaces.

El escenario mas punk era el que tenía menos movimiento, esos son los fans que no se iban a mover, desde Emery a Comeback Kid para cerrar con NOFX. Aquí siempre fueron uno mismo las bandas con el público, cantando todas a todo pulmón. En proporción, aquí había mas fans de hueso colorado.

NOFX
NOFX

Los trves cerraban con Carcass, llevándose el podio del festival. El mejor ingeniero de audio era de ellos, no importaba en donde estuvieras, los podías escuchar, con toda la potencia y escuchar todas las notas, todos los riffs, todos los guturales. Se tienen que ir a casa con una nueva cantidad de legionarios en sus filas.

En el escenario principal, se ponía Stone Temple Pilots que regresaban aquí con su nuevo vocalista… quedando a deber. Lo que aportaba Scott era una de las grandes razones por las cuales STP llegó a donde estuvo. Chester le aportó otro visión y otra energía. Jeff parece no encontrar su voz y lo que puede aportar diferente. Lejos de ser la gran banda en el escenario que solía ser.

Stone Temple Pilots
Stone Temple Pilots

Los que le seguían parece ser el caso opuesto. Alice In Chains parecería que no iban a sobrevivir sin Staley. Reagruparon y Duvall le ha dado otra vida a la banda, respetando el legado que le antecedía. Si hubieran tenido mejor audio hubieran prendido un poco más al respetable que estaba un poco frío. Aun así, sólida presentación.

El sábado lo cerraba System of a Down, donde todo mundo tenía sus esperanzas para que todo el martirio valiera la pena, ya que hasta comprar una cerveza era un reto. Afortunadamente para todos lo lograron, sonando a toda la potencia posible y bien. La pirotecnia empezaba y un amplio recorrido por su catalogo -cerraron con «Sugar», un sencillo del primer disco-. Lleno pletórico en este escenario, demostrando que ni la falta de visión del escenario impedía que todos se entregaran a esa banda que ha ido creciendo, hasta ser aquí el HL. Poca la interacción con el público que compensaron con el show en el escenario.

System of a Down
System of a Down

Todavía no terminaba la odisea del viaje. Estaban los que  se quedaban a acampar y los todos los que ayudamos para que todos pudieran salir. Todo empujando coches atascados, todos poniendo vallas en el suelo para usarlas como tracción. No dejando a nadie atrás. Un metalero le echa la mano a otro metalero.

 

DOMINGO FORCE FEST 

Un nuevo día, que no empezaba con buenas noticias. Aún sabiendo de los rumores de Rob Zombie -que más tarde se confirmaría- no impidió que todo mundo llegara más preparado, sabiendo como era la logística de la entrada, aprovecharía más el «mercado gastronómico» que se puso parra ofrecer la variedad de micheladas, jarritos, caguamas y garnachas. Sacando lo mejor de la situación.

Algo que sufrieron más que de costumbre las bandas que empezaban desde temprano. Porque no solo se ponía a prueba a las bandas, sino a todos los asistentes, otra vez adivinando cómo quedaban los escenarios –Exodus y Testament simplemente no saldrían- y con la duda de como iban a quedar los espacios vacios.

Esto lo aprovechaban otros escenarios como el de Las Leyendas, donde Liran Roll tuvo ese escenario lleno. Pocos se hubieran atrevido a decir que «Mi Muñequita Sintética» sería una de las canciones con más feelin’ del fin de semana.

División Minúscula
División Minúscula

Otra vez el escenario más punk… o happy punk, tenía a esos fieles. Desde el talento mexicano con Finde, Thermo y División Minúscula, esas bandas demostraron por qué se quedaron tan grabadas en esa generación. La fidelidad del escenario seguía a prueba con solo dos bandas en muchísimas horas que llenar.

Mientras en el principal estaba Dee Snider, que no solamente es una leyenda del Heavy Metal, es alguien que tiene una genuina afección por México. Últimamente las nuevas canciones no tienen el efecto deseado en el público y es un mal en general, no del metal. Pero aquí todas eran bien recibidas y algunas hasta coreadas.

Dee Snider
Dee Snider

Bromas incluidas de: «está muy grande la sección VIP, ¿no?, ¿los del fondo pueden ver?, ¿qué esto es para ustedes?». Hasta las pirámides cuando tocó «We’re not gonna take it» y «I Wanna Rock», pero no era todo, Dee después de anunciar que estaba grabando el show para un video, procedió a liderar el canto del show: Huevos con Aceite.

Los cambios del escenario principal afectaron más el Trve, al ver que uno de los actos más esperados, como lo era el regreso de Phil Anselmo con su banda, se fueron al Main, después de Sneider. Todos sacaron la furia y la agresión. Se hizo presente Pantera y canciones nuevas, slam, empujones y jalones. Volumen a todo lo que daba. Hasta un pequeño homenaje a Led Zeppelin. No todo acabó bien con Anselmo que mostró el profesionalismo, cuando al lado empezaban el souncheck y le dieron el cortón.

Phil Anselmo
Phil Anselmo

Le quedan dos bandas al Main. Anthrax, que no hay mucho que se pueda decir de ellos. Subieron mucho en el horario a un lugar más estelar. No defraudaron, como siempre que han venido, la energía que se siente siempre que tocan es algo que nadie del Big Four los puede igualar. Aunque no tengas la menor idea quienes son, te la vas a pasar bien.

Era el momento del festival: Slayer se presentaba en su tour de despedida, para acabar su ilustre carrera -no hubiera estado de más que se arreglaran con Lombardo para este tour-. Pero Araya y King todavía en el escenario, parece que no se deberían retirar, que todavía tienen varios riffs en las manos. Todavía hacen llover sangre ante el escenario pletórico -incluyendo los que solo lo pueden ver en pantallas-.

Slayer
Slayer

Era el marco perfecto para cerrar el festival… excepto que todavía faltaba The Used. Con todos los que se quedaron esperando pacientemente, con la duda de que no fueran a salir, pero con muy buen humor de la situación complacieron al público con todo el arsenal clásico. Soliloquios de Shakespeare, un cover de Nirvana y el agradecimiento a Slayer por los fuegos artificiales para festejar sus 30 años de carrera y que entonces ellos eran los encargados de cerrar este festival.

Solo que Dark Funeral tuvo los honores, que Danzig les cedió porque no salió tampoco. Para cerrar el festival que los fans y las bandas hicieron.

The Used
The Used
1400 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail