Lucybell Electriza el Auditorio BB

Fotos: Ale Servin (IG: alejandro_servin)

Fue un viaje musical intenso. Lucybell regresó (una vez más) a la Ciudad de México al escenario que ya había acogido su enérgico Te Quiero Ver Tour el año anterior, el Auditorio BB. Solo que esta vez la propuesta era diferente. Fue un concierto en dos partes, con una primera más íntima e instrumental semi-«acústica», en el trío chileno fue acompañado de cuerdas (dos violines y un violanchelo del lado derecho), metales (saxofón y trompetas del lado izquierdo) y un tecladista al centro; y otra segunda mitad más «clásica», como en los viejos tiempos, bajo, batería y guitarra eléctrica solamente.

En la primera parte sonaron 13 canciones de manera muy similar al Mil Caminos, el álbum del 2020 con el que Lucybell atravesó la pandemia y en el revisionaron algunas de sus rolas más icónicas. “Cuando respiro en tu boca”, “Sálvame la vida”, «Mataz» (en una exquisita versión jazzística con su compatriota Diego Ridolfi de Fármacos), un súper combo romántico con «Hoy Soñé» -«Milagro», «A perderse» y, por supuesto, «Mil Caminos», fueron algunos hits que el público pudo disfrutar en una configuración musical que intensificó la cercanía entre la banda y la audiencia, con el vocalista, Claudio Valenzuela, sentado casi todo el tiempo en un banco.

Pero eso era solo la primera mitad del show. Después de un intermedio largo, de más de 15 minutos, en el que sonaron varias rolitas de Depeche Mode, Claudio Valenzuela, Eduardo Caces y Cote Fonce regresaron con atuendos diferentes, listos para un segundo concierto. El ambiente cambió: las cuerdas cedieron su lugar, las trompetas y el sax casi desaparecieron (excepto en rolas como «Luces no bélicas»). Solo entonces se dejó sentir la potente energía de una banda que lleva más de 30 años haciendo auténtico rock alternativo.

Éxitos como «Viajar», «Infinito Amor», «Caballos de histeria», «Ten Paz», fueron parte de una secuencia implacable de canciones que resonaron con una vitalidad renovada. Después de dos horas de música, la noche llegó a su punto culminante con un cierre circular, cuando el trío interpretó dos canciones que ya habían sonado antes: «Cuando respiro en tu boca», y «Mil Caminos».

Aquí un poco de lo que se pudo vivir en una noche de sold out en el Auditorio BB:

753 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail