RÜFÜS DU SOL: «Love can change your life»

Fotos: Cesar Vicuña

Cortesía: Ocesa

Cuando RÜFÜS suena, agua lleva. Ya algo se sospechaba cuando lideraron el Corona Capital en el 2021, justo después de la pandemia. Dos años después, su paso por México ha sido todo menos discreto. Sus cuatro fechas por el país lo confirman; primero, en Guadalajara el 25, en Monterrey el 27, pasando por el Festival Vaivén, en Morelos, en el que fueron las Letras Grandes del cartel, para terminar el 30 de abril en el Palacio de los Deportes.

Había tanta expectativa en torno a RÜFÜS DU SOL, que los organizadores le armaron un minifestival con su propio line-up. Por eso, las puertas se abrieron desde las 6 pm para iniciar una especie de «fiesta de despedida», de «regresen pronto». Mystery Affair, seguido de HVOB, y Flight Facilities, otro talento del Vaivén, encendieron la tarde del domingo de una capital más tranquila que de costumbre por tratarse de puente por el Día del Trabajo.

Luego salió RÜFÜS DU SOL, al cuarto para las 10. Aunque el público estaba, dentro de todo, bastante normal, algo se percibía en el ambiente. Si bien, la electrónica de RÜFÜS DU SOL no es una tan intensa ni tan “bailable”, su show destaca por otras cosas. Como músicos, Tyrone Lindqvist, Jon George y James Hunt salen a interpretar un set continuo, en el que van intercalando sus canciones, mezclándolo todo, casi ininterrumpidamente. Así, la batería, los teclados, las tornamesas crean diferentes tipos de beats, que llevan a lugares más alegres como «You Were Right» o «Sundream» o technos más desoladores como «On My Knees» o «Devotion».

Al igual que en sus discos, RÜFÜS DU SOL deambula por momentos muy elevados, hasta llegar a otros díficiles de describir, melancólicos y bellos por igual. Eso pasó, en rolas como «Make It Happen» o «Surrender», dos joyas de la electrónica actual, y que en conjunto formaron uno de los momentos destacados de la noche. Fue justo en estas canciones que se reveló otro de los puntos altos de sus shows en vivo, cuando aparecieron unos láseres que recrearon nubes en el cielo, y hasta papeles llovió. Y es que, su propuesta visual, es impresionante, a la altura de los Chemical Brothers que son una de sus referencias obvias.

Antes del encore, sonó la épica «Innerbloom», quizás la más esperada, una rolaza de 9 minutos que confirmó que los fans a veces prefieren la densidad antes que la claridad.

If you want me
If you need me
I’m yours

Y entonces, la banda de Sídney regresó, para dos rolas más, con la energía al tope, como si no hubieran tocado esa misma madrugada en los Jardínes de México. Con una presentación de casi dos horas, más de veinte canciones de 3 discos, ellos probablemente hubieran seguido. Tal vez el secreto para estar tan vivos sea como dicen en esa canción, «love can make it happen»…

Setlist:

1.Make it Happen (Intro)

2. Eyes

3. You Were Right

4. Devotion

5. On My Knees

6. Like an Animal

7. Brighter

8. Sundream

9. Make It Happen

10. Surrender

11. Next to Me

12. See You Again

13. New Sky

14. I Don’t Wanna Leave

15. Solace

16. Underwater

17. Always

18. Alive

19. Innerbloom

Encore:

20. Treat You Better

21. No Place

1183 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail