Two Door Cinema Club: La tercera no siempre es la vencida

El tercer disco de una banda es a veces la prueba de fuego determinante para saber si ésta logrará mantener el mismo éxito obtenido hasta este punto. Sin embargo, para Alex Trimble (voz), Sam Halliday (guitarra) y Kevin Baird (bajo) el tercer álbum de Two Door Cinema Club significó volver a construir una relación casi perdida entre la agrupación, lograr reinventarse y crear algo totalmente honesto y libre de restricciones.

En el 2014, con la cancelación de su presentación en el Festival Latitude, comenzó la avalancha de eventos desafortunados: Depresión, abuso de fármacos, una ruptura amistosa entre los integrantes y la entrada a rehabilitación de Alex fueron las causas por las cuales decidieron tomar un descanso de dos años. Durante ese tiempo, desaparecieron del mapa: no había nueva música, ni actualizaciones en redes sociales. Mientras los fans esperaban una señal de vida de Two Door Cinema Club, el trío proveniente del norte de Irlanda se dedicaba, cada uno, a trabajar en los problemas psicológicos y personales que los agobiaban.

Fue así como, casi a manera de terapia, Alex Trimble y compañía se internaron en el estudio de grabación y comenzaron la creación de su tercer producto musical, enfocados en explorar sonidos nuevos. Apostaron por regresar a lo básico y crear música pop tradicional del tipo de David Bowie y Prince: dos de sus grandes inspiraciones.

Y es que la evolución en el sonido de Two Door Cinema Club a través de los años ha sido evidente. Pasando por su álbum debut Tourist History (2010) repleto de guitarras con riffs pegajosos y estridentes al puro estilo indie rock, a Beacon (2012) en donde decidieron abrirles las puertas a los sintetizadores para inclinarse un poco a la corriente del indie pop y que a pesar de darle un ligero cambio al sonido de la banda, lograba conservar esa esencia de su primer álbum.

tdcc

Entonces, Gameshow no es más que la premisa de una experimentación musical para Two Door Cinema Club. Bajo la guía del productor Jacknife Lee, con quien trabajaron en Beacon (2012), buscaron hacer de este nuevo álbum un tipo de diario en el cual los tres integrantes de la banda pudieran plasmar sus miedos, frustraciones y vivencias en los últimos cuatro años.

12 tracks componen este nuevo material, el cual contiene influencias musicales de algunos artistas quienes se ven reflejados en varias de las pistas incluidas. «Are We Ready? (Wreck)» una canción acerca de la pérdida de humanidad por la fuerte presencia del internet y el materialismo de las personas hoy día, es quizás la única de todo el álbum que logra mantener un poco esa esencia indie rock. «Bad Decisions», con una onda disco, parece un producto de los Bee Gees con la voz de Alex Trimble casi tan aguda como la de Barry Gibb y en la cual, Trimble plasma al inicio de la canción su problema de alcoholismo vivido anteriormente pues canta al inicio: “sálvame, he bebido vino, y he cometido un gran error, pasa todo el tiempo”

Por su parte “Ordinary” “Gameshow” “Fever”  y “Lavender” son un ejemplo claro de la mezcla de un synth pop setentero y actual al que apostaron esta vez,  con un sonido similar al de bandas como Scissor Sisters y Hot Chip el cual te incita a pararte y bailar. “Invincible” bien podría ser una canción del mismísimo Prince: una balada nostálgica acompañada de una guitarra abrasiva con la que podrías alzar tu encendedor en un concierto.

En conclusión, el álbum en conjunto da como resultado un trabajo con mezclas de funk, pop, una vertiente disco de los años 70 repleta de ritmos repetitivos y voces agudas con algunas pistas influenciadas también en la época de los 80. Un disco autobiográfico en el cual Two Door Cinema Club encontró la oportunidad de comenzar otra vez. Me atrevo a decir que estamos frente al trabajo más transparente y arriesgado de la banda pues a pesar de haber salido de la zona de confort, por primera vez tuvieron esa libertad de crecer, madurar y crear música para ellos sin la obligación de llenar expectativas de nadie, más que la de sí mismos

1211 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail