Viajes en el tiempo, Lacrimosa y los fans más chidos del mundo

Fotos: Germán García /Cortesía 

Me tomé un poco de tiempo para digerir lo que pasó en el show de  Lacrimosa en México. No quería hacer una reseña que enlistara una por una las canciones de la noche -que sí lo voy a hacer pero más adelante-, tampoco quería escribir sobre mis sensaciones y los sueños de adolescencia que se me cumplieron esa noche al ver a Tilo Wolff en vivo por primera vez en la vida, sino que más allá de todo lo que me voló la cabeza fueron los fans.

¿Recuerdan ese episodio de Los Simpson, donde Homero va a un campamento de rock y Mick Jagger campista les aconseja que en sus conciertos siempre digan que son la mejor ciudad en la que han estado?  En México eso no es necesario, México va a ser el mejor público SIEMPRE y eso lo comprobé la segunda noche en que Lacrimosa se apoderó del Circo Volador.

La noche comenzó con Kartagon, proyecto suizo formado por Hans [B] y Thomas Saverio quienes han realizado música como dúo desde los 90’s, han lanzado varios remixes así como dos álbumes que exploran lo electro, industrial y el EBM. También han colaborado con Tilo Wolff, con una canción que lleva por nombre «Messiah». Sin embargo a pesar de que eran poco conocidos, -hasta esa noche, obvio- armaron un warm up muy digno de Lacrimosa pero lo más importante, fue el recibimiento del público, entregado hasta la mas íntima fibra del corazón.

Kartagon_6500

Tras un breve descanso antes de la aparición de Lacrimosa en el escenario del  Circo Volador, el recinto iba albergando más y más fans, podías notar por sus vestimentas quiénes eran de la de vieja escuela noventera de darketos que poblaban las calles del Chopo con sacos de terciopelo negro y los nuevos adeptos que traían atuendos más fancys,  más pulidos con encajes y chicas con straps y piel pálida -DIOS, QUÉ SEXYS-.

Las luces se apagaron, algunas chelas -artesanales- se levantaron para darle la bienvenida a Tilo Wolff y compañía, cuando apareció en la pantalla gigante del escenario un video que nos hizo recordar las casi tres décadas que la agrupación alemana cumple este año. El Time Travel World Tour aterrizó en la CDMX y estaba tocando una vez más en un lugar que siempre ha recibido a Lacrimosa y a sus fans con los brazos abiertos. Cursi, pero góticamente cursi.

Lacrimosa_5454

 

«Ich Bin Der Brennende Komet», fue la canción que inició esta noche tan especial, ya que el setlist fue curado para celebrar. Es impresionante cómo la música logra hacer trizas las barreras lingüísticas, porque vamos no cualquier banda logra que cerca de 2500 personas cante al unísono en alemán en un país cuyo lenguaje nativo es el español, ¿verdad?

Después le siguieron «Lichtgestalt», «Nach dem Sturm» y «Schakal». Por unos momentos, Annie Nurmi, dejó los teclados para darle vida a «Not Every Pain Hurts», su interpretación fue dulce y teatral, como sacada de una obra del siglo XVII. Un momento  similar se volvió a repetir con un toque más dramático cuando llegó el turno de «My Pain».

«Dies ist der Morgen danach….», de pronto todos viajamos al 2001 y escuchábamos paralelamente esta versión en vivo y la contenida en la memoria cuando le dimos play por primera vez al Fassade, las voces cantaban sin perder el ritmo y los  ecos retumbaban en las paredes del Circo Volador. Estábamos viviendo una gran noche, los fans vivían una gran noche…algunos por segunda vez…en el año.

Lacrimosa_6801

 

Durante la noche escuchamos joyas como «Alleine Zu Zweit», «Keine Schatten mehr»,»Seele in not» del primerísimo Angst, sin embargo, una de las  que se nos quedarán en la memoria, tanto en la de los fans como en la de Tilo Wolff será «Stolzes Herz»,  que desde el inicio, casi acústico,  algunos fans agitaron pañuelos con cuandros negros y blancos mientras saltaban y coreaban cada letra del intro de la canción, sin equivocación. El clímax llegó hacia el final cuando una ráfaga musical de guitarrazos y batería -como nos gusta-, acompañada de la voz de Tilo y los coros de Annie decantaron en un hermoso visual de heartbeating. Hasta ahora, este momento me causa escalofríos de emoción y me llena el alma.

Este primer bloque terminó con «Ich verlasse heut’ dein Herz», para darle paso a SnakeSkin, proyecto de Tilo Wolff en el que experimenta con música electrónica y voz. Durante el pequeño set escuchamos «Etterna», «New skin» y «Recall IV» un adelanto de lo que será el tercer disco del proyecto.

SnakeSkin_6304

La noche pintaba la recta final, mientras los vendedores de merch no oficial se alistaban para vender, dentro del circo volador se vivían los momentos más íntimos entre los fans y Lacrimosa. No sé ustedes pero ver la cara de Tilo Wolff iluminada con una sonrisa al recibir todo ese amor es uno de los recuerdos que me voy a llevar a la tumba.

Los encores –sí, fueron dosvisitaron canciones como «Irgendein Arsch Ist Immer Unterwegs», del Revolution, «Feuer»- con todo y coreografía de bracitos al aire- y «Im Schatten Der Sonne», canción que vendrá en el nuevo álbum que la banda prepara para este año.

Lacrimosa se despidió con tres canciones -en lugar de dos como tenían planeado- pero agregaron «Bresso», a petición del público que, vamos le puso a todos la piel de gallina, para terminar unos minutos después con «Copycat» y «Alles Lüge».

Durante la noche se escucharon alrededor de 20 canciones que hicieron un recorrido de tres décadas en la discografía de una de las bandas más queridas, no solo de la escena gótica o metalera, sino por todo lo que conforma la escena, ese ente abstracto, alternativa en el país.

Todos se fueron contentos, me atrevería decir que sí. Pocas veces he visto que tanto banda como público fluyan de una forma tan cercana al corazón, y cada vez que regresan siempre se siente como la primera, es como si el tiempo se hubiera mantenido inamovible dentro del espacio-tiempo del Circo Volador… seguro habrá una palabra en alemán que describa perfectamente todo lo anterior.

¡Larga vida al darketo noventero que todos llevamos dentro, larga vida a Lacrimosa y larga vida a Tilo Wolff!

Lacrimosa_7271

 

2644 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail