Vive Latino 2022: muchos cubrebocas después | Día 1

Después de dos años en pandemia y uno sin Vive Latino, te contamos lo que se vivió en esta edición 22. Para empezar, la vibra que se sentía desde antes de la apertura de puertas no era como en ediciones pasadas, en el aire se podía sentir cierta nostalgia por los viejos tiempos y una emoción palpable por vivir la experiencia VL de nuevo.

Hace dos años estábamos por vivir momentos inciertos, sin saber que nos deparaba en el futuro, que estaríamos presenciando el último festival masivo de música en el mundo, más de 110 mil personas nos dimos cita en el Autódromo Hermanos Rodríguez en el 2020 y días después inicio la cuarentena, cambiando la vida de cada uno de nosotros. Eso nos deja mucho por reflexionar, lo que somos como seres humanos y todo valioso que tenemos como la familia; el simple hecho de reencontrarnos con ellos al regresar a casa, o regresar a nuestro lugar de origen. Por eso cito las palabras de Ilan Ilang Gutiérrez que expreso en el Vive Latino 2020, “Tomemos esta fiesta como un recordatorio de la dicha que tenemos por estar vivos,  hay que ser bien agradecidos de verdad, momentos tan terribles que estamos por pasar podemos disfrutar, un poco antes del encierro en nuestras casas»… palabras que son también aplicables para este año… y así llego el fin de semana más esperado para muchos, ese momento de reencontrarnos; de vibrar juntos, convivir como comunidad. Ese lugar donde todos somos uno, donde por dos días se olvida y se disfruta todo. Ver caras felices, artistas tocando para tanta gente, bandas extranjeras, fue algo sumamente emotivo… simplemente se siente la buena vibra, fluyendo, agradecidos y con la dicha de seguir vivos.

Comienza a prender el escenario Escena VL con Gepe, preparaba a los asistentes para un día lleno de baile y buena vibra. Con invitados de la escena actual como Daniela Spalla y Esteman dando más visibilidad al talento latinoamericano.

Gepe

Unos minutos después, en el mismo escenario, Javier Blake comenzó con una vibra muy relajada y muchos disfrutando con sana distancia como si se tratara de un día de campo sentados en la parte de atrás del escenario. Conforme fue pasando el show muchos se pararon, se acercaron al escenario y comenzaron a corear las rolas y por supuesto los más prendidos, a saltar.

Javier Blake

Al otro lado del autódromo, el ambiente se prendía con la dulce voz de The Marías. Al ritmo de sus rolas y con mucho outfit Tulum en el público, se empezaba a sentir el beat en los cuerpos. Con el paso de las rolas, mucho curioso y fans llenaron la pista del escenario, «cariño» fue una de las más coreadas.

The Marias

A un lado se presentaba Santa Fe Klan, rompiendo con buenos invitados como Gera MX y mucho humo entre el público. Al iniciar con «Nunca imagine» atrajo a más que iban pasando por el escenario para moverse al ritmo del beat. Esta sería su primera presentación en el festival como artista en cartel y se esperaba verlo al ritmo de cumbia con su acordeón y poniendo a bailar a todos. Lo logró, así como lograr llenar la pista.

Santa Fe Klan

Volviendo al escenario principal a uno de los shows más esperados por los fans con Camilo Séptimo. La pila al principio se sentía baja, pues las nubes se hicieron presentes, pero conforme fue agarrando fuerza y los hits sonaron, se empezó a sentir el furor, la emoción y el ambiente se prendió, no importando el covid ni si llovía o no. El set list estuvo repleto de las rolas más sonadas, dejando espacio solo para algunas nuevas. El show culminó con «vicio».

Camilo Septimo

El mismo escenario poco a poco comenzaba a llenarse, faltando aún 50 minutos para el próximo acto. La gradas, antes vacías, se iban pintando de negro conforme los asistentes subían para disfrutar de la siguiente banda con la mejor sana distancia posible. Incluso si querías mantener distancia, los accesos principales a la pista lucían atiborrados. Era el turno de Los Auténticos Decadentes y lo dieron a notar desde la primera nota de «Somos». En las gradas, al fondo de la pista, al centro y al frente… Nadie paraba de bailar y saltar. Un show con invitados que celebró sus 35 años como banda.

Justo a fuera del escenario principal se presentaba Julieta Venegas en un escenario donde llenó la pista y más personas solo la escuchaban y coreaban canciones como «Eres para mí» en un mood acústico, «Mujeres» que la antecedió un discurso de empoderamiento y conciencia sobre la lucha de las mujeres que se lidia día a día y poniendo la piel chinita a más de una y a reflexionar a más. El ambiente fue subiendo de nivel con «Lento». No podía faltar verla tocar el acordeón el resto del show con nuevas y ya conocidas canciones como lo es «Me voy» que terminó su presentación.

Seguimos al tumulto que se dirigía al otro lado para escuchar a una de las bandas de (como lo definen ellos) música electrónica en español que ha marcado a varias generaciones ya. Moenia hizo su primera aparición en el Vive Latino después de 30 años de trayectoria y nos dejó impresionados con la cantidad de fans que llenaron la pista y cantaron todas las canciones icónicas de la banda.

Moenia

A un costado se encontraba a punto de dar comienzo el show de Patrick Miller, donde lo esperaban sus seguidores para sacarle brillo al piso con esos pasos ya conocidos del High Energy aunque ahora se presentó con un set más variado para todos los gustos y edades en electrónica. Lo que no faltó el show visual y pudimos ver a más de una persona saliendo de su zona de confort al sacar sus mejores movimientos en medio de los círculos de baile.

Patrick Miller
459 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail