Vive Latino “Te Quiero, Te Quiero y no hago otra cosa que pensar en ti”

Fotos: Carlos Sain

Llego el segundo round del Vive Latino, un día en el que “Voy a pasármelo bien”, iniciando con la despedida de Las Ultrasonicas, donde Ali Gua Gua, Jeny Bombo y Rocksi, hicieron que el Mostro Verde y la Pajara pegi resucitaran para bailar al ritmo del punk, la irreverencia del power trio dieron catedra del rock que se hacía veinte años atrás, lo cual será una huella imborrable, pero lo bueno de eso es que hoy nuevas generaciones pudieron presenciar que antes podíamos cantar Vente en mi Boca, sin tener que funar a nadie.

Después del punk presenciamos algo de regional mexicano, y no de un mexicano sino de Daniel Balderrama quien es conocido como DannyLux, el originario de Palm Springs, California quien llego al Vive como muestra que las redes sociales tienen un gran poder quien después de hacer un tik tok en la pandemia ahora es reconocido con algunos corridos. Tal vez su corta edad le hizo que titubeara al dirigirse al público y la conexión no fue tan favorable, pero era una muestra de la diversidad de géneros que veríamos este día.

El calor era agobiante, pero Venezuela nos tenía la fórmula para disfrutar del sol y sacudirnos al ritmo de raggae. Rawayana, nos hizo bailar y cantar, su estilo que fusiona elementos de reggae, rock, pop y electrónica, creando un sonido fresco que nos contigo de pura buena vibra. La sorpresa del día que nos dieron fue corear un tema emblemático de King Chango, “Sin ti” fue un momento que revolvió nuestro aquel amor de secundaria. Era el turno de cambiar el chip y ahora desgarrar la garganta con el power de The Warning, en una tarde cargada de electricidad y pasión, The Warning hizo vibrar el escenario con su imponente presencia, Las hermanas Villarreal – Daniela en la guitarra y voz, Paulina en la batería, y Alejandra en el bajo – demostraron un dominio total de sus instrumentos y una conexión innegable con su música. Su entrega en el escenario era palpable, transmitiendo una energía contagiosa a la audiencia que no tardó en entregarse por completo a la experiencia.

Se dice que los actos estelares son después de las 21:00 horas del día, pero hoy el escenario cuando se ilumino con una energía vibrante mientras los acordes de «Voy a Pasármelo Bien», esa teoría cambió,, para estos Hombres no hay horarios que puedan detener congregar a la mayor audiencia de un festival, sobre el escenario, David Summers, Rafa Gutiérrez, Daniel Mezquita y Javi Molina despliegan todo su talento con una pasión contagiosa, llevándonos de regreso a los años ochenta con una intensidad renovada. Ya que el espectáculo de Hombres G, una banda que ha marcado generaciones con su estilo inconfundible y sus letras pegajosas, nos mostró que, aunque ya pasaron cuarenta años de cuando se coreaba “Devuélveme a mi Chica” hoy en día sigue siendo un tema que todos llevamos en el corazón. Las lágrimas en muchos asistentes brotaban de alegría, de emoción, de recuerdos…. Ver a las leyendas vivientes no era para más. Los Hombres G fueron, son y serán el acto estelar en nuestras vidas.

Mencionamos de la diversidad de géneros musicales en el festival, y ahora podemos mencionar también el tema de tolerancia, pero hace años atrás como asistentes no teníamos filtros y abucheábamos o arrojábamos cualquier cosa hacia el escenario con tal de bajar del escenario a quien no creíamos que pertenecía ahí. Así fue la participación de PXNDX hace dieciséis, pero hoy cuando sonó “Los Mal Aventurados No Llorar” si lloramos. José Madero recordó aquel momento y agradeció el volver a un Vive Latino, demostrando que no hay rencores y dando una de las mejores presentaciones del día domingo, cada canción llevo por diferentes emociones a los asistentes, pero si tenemos que decir que sacudió nuestra cabeza fue volver a ser un “Narcisista por excelencia”  

El próximo acto estelar dentro y fuera de México sin duda se llama Sabino, “Me pongo Pedo” es el himno de muchos y con este tema cimbro el autódromo al brincar y brincar, cada tema de Sabino ya es coreado de principio a fin y si esto no fuera poco en un espectáculo cargado de energía y diversidad musical, Sabino sorprendió a su audiencia al invitar a colaborar a reconocidos artistas como Dr. Shenka de Panteón Rococó, los legendarios raperos Pato Machete y Fermin IV de Control Machete interpretando «Si se Señor» y el talentoso Lng/SHT este último haciendo un tributo a Dragón Ball.     

El momento de callar bocas llego cuando Maná, la banda más importante de México, demostró una vez más su poderío musical en un concierto que dejó huella en la historia de la música latina. Con clásicos atemporales como «Te lloré todo un río», «¿Dónde jugarán los niños?» y «Me vale», interpretada magistralmente por el “animal” Alex González en la batería, la banda cautivó a la audiencia con su energía arrolladora y sus letras cargadas de significado.

Al final de la noche, mientras el público coreaba cada estrofa y aplaudía con entusiasmo, quedó claro que Maná no solo es una banda, sino un símbolo de unidad y amor universal. Su legado perdurará por generaciones, inspirando a millones de personas a través de su música y su mensaje de paz y solidaridad.

En un espectáculo que desafía el tiempo y el espacio, La Castañeda demostró una vez más por qué es una de las bandas más emblemáticas de la escena musical mexicana. Con más de 30 años sobre el escenario, siguen siendo una fuerza imparable que cautiva a audiencias de todas las edades con su propuesta única y su poderosa presencia visual.

El éxtasis se apoderó del Festival Vive Latino cuando La Castañeda comenzó a interpretar «Tloque Nahuaque«. Con cada acorde de guitarra y cada lamento de la voz del Salvador, la audiencia fue transportada a un estado de trance colectivo que parecía trascender las barreras del tiempo y el espacio.

A lo largo del concierto, la banda demostró una vez más su talento y versatilidad, alternando entre melodías melancólicas y ritmos frenéticos con una facilidad impresionante. Cada canción era una invitación a explorar los rincones más oscuros de la mente humana, a enfrentar nuestros miedos y nuestras pasiones más profundas.

Al final, mientras la audiencia abandonaba el recinto con una sonrisa en los labios y los oídos zumbando, quedaba claro que el cierre del Vive Latino había sido mucho más que un simple concierto. Fue una experiencia surrealista que desafió todas las expectativas y dejó a todos los presentes con recuerdos que durarán toda la vida. Y por eso y muchas cosas Vive Latino “Te Quiero, Te Quiero y no hago otra cosa que pensar en ti” nos vemos el siguiente año VL25.

1263 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail