Hang the DJ - Black Mirror  - Netflix

Hang the DJ: un capítulo de Black Mirror a través de Alex Somers

El año que terminó trajo consigo una temporada más Black Mirror, seis episodios de esta serie que nos muestra una versión distópica de la humanidad a través de avances tecnológicos cada vez más posibles en el mundo real. Aunque rompe con la sensación de vació existencial que genera ver un capítulo de esta producción, “Hang the DJ” muestra una cara amable: el amor —tal como lo hizo a su vez “San Junípero” en la temporada anterior, cuyo soundtack compuso Clint Mansell— y su inexorabilidad es el tema central de este capítulo.

No voy a hablar aquí sobre dicho episodio, por lo que ten la seguridad de que esta reseña está libre de spoilers. Lo que me atañe entre estas letras es el empeño de Netflix de generar un soundtrack especial para este capítulo (y como lo ha hecho para otros más, como “USS Callister”, del que hablaremos en otra reseña) protagonizado por Georgina Campbell y Joe Cole. Son 18 temas compuestos por artista visual y activista Alex Somers; dos de estos tracks en colaboración con la banda islandesa Sigur Rós.

Resultado de imagen para Black Mirror hang the dj alex somers

Si bien no es sorpresa que haya esta especie de álbumes como el realizado para musicalizar “White Christmas” y “White Bear” (capítulos de la segunda temporada, ambos compuestos por Jon Opstad) o “Men Against Fire” (capítulo de la tercera temporada, compuesto por Ben Salisbury), es en “Hang the DJ” donde se ha logrado de mejor manera transmitir la emoción plasmada en imagen al sonido. Todo es efímero, ingrávido, etéreo y hasta dulce; lo incompresible, inconmensurable y conflictivo que resultan las relaciones sentimentales.

Esto se refleja a través de las composiciones minimalistas. Hay piezas que transmiten fuerza y esperanza como “Over and over Again” o “There’ll Be a Reason”, otras que hablan de lo abrumador de la rutina (“One Year”, “Hours, Days, Months”) o la culpa de los errores (“Ruined it”). Al final del día, la colaboración del proyecto escandinavo aporta dos canciones bien logradas “Match” y “End”. Por cierto, no me parece fortuito que Sigur Rós haya colaborado; si el tema es el amor, qué mejor que la participación de la pareja de Alex Somers: el guitarrista y vocalista Jón Þór Birgisson.

Imagen relacionada

Aunque no es la primer vez que Somers crea música para un producto audiovisual: en 2016 realizó el soundtrack para la película estadounidense Capitain Fantastic (2016). Para la serie de Netflix utilizó menos cuerdas, específicamente de violín, y la intención quedó mejor plasmada; aunque esa manera de generar paisajes oníricos y sonoros queda intacta. Porque si de algo están hechos los sueños, de eso mismo está hecho este soundtrack

240 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail