Pin It

Snoop Dogg nunca se fue

El siguiente es un encabezado que no sorprende a nadie: Snoop Dog lanza nuevo disco. Desde su enorme debut Doogystyle ya en el lejano 1993 —para ponerlo en contexto, su disco debut le lleva cuatro años a Lil Yatchi— hasta Neva Left, el álbum que nos está presentando en 2017. Por lo que hay 13 discos en total, pero 15 trabajos de estudio con su nombre al frente, el periodo más largo sin un disco son tres años. Tool es lo menos que se ha tardado en sacar un disco.

Con tanta carga de trabajo parece que sería muy difícil llegar a estas instancias, pero Snoop lo hace bien. En Metacritic en su carrera musical promedia un respetable 67, siendo Doggumentary el único que ha quedado a deber a nivel de críticas. Entendiendo contextos y guardando contextos, Snoop Dog es el AC/DC del hip hop.

Es el artista Old School, tiene uno de los discos más importantes del género, incluso de todos los tiempos. Ambos unos verdaderos OG, que han perfeccionado su sonido y se han dedicado a seguir picando piedra a través de los años. Neva Left te deja con un par de sensaciones encontradas.

Es un disco agradable a la escucha, no te deja un mal sabor de boca. Te la pasaste bien escuchándolo, con ese flow que ha sido imitado hasta el cansancio, que ya incluso parece una muletila cuando habla, como en todos los Roast que ha participado, con ese vocabulario simple, pero directo.

Todo esto es otra vez Neva Left, pero sabiendo sus fuerzas y debilidades, porque es raro que un rapero que empezó en sus 20 viniendo de las Crips, de hacer videos porno, decir que se fumaba 20 porros diarios y darnos ese «izzle talks», esté ahora haciendo rap a los 45.

La imagen puede contener: 1 persona, sentado

Los que lo descubrieron y cobijaron ya se han ido del negocio. De su costa Ice Cube ya se dedica al basketball y a hacer películas. Dre a la producción. Eazy E y Tupac ya nos dejaron. Solamente Jay Z con 13 se le acerca en volumen y longevidad, por lo que Snoop esta pisando territorio inexplorado.

Él sabe eso, además de que evita sonar como viejito resentido gritándole al cielo, porque ya no es como era antes; como probablemente sonaría Ice Cube si siguiera haciendo música de manera regular. Él se rodea de sangre nueva, desde la aparición obligada de Kendrick aunque sea en coros, a Kaytranada y Nef the Pharao que también son mas jóvenes que su álbum debut.

Esto le hace sonar todavía fresco (aunque no sea trap). Con todo y que también se apoya en lo Old School, como Rick Rock que es productor desde la época de Tupac hasta viejos conocidos de todos como Redman, Method Man y B-Real; –la vieja confiable en otras palabras—.

Sabe ahora rancio el discurso de hacerse el malo por fumar mariguana. Ya todos lo saben; ta todos lo hacen, es ahora inconcebible que Snoop lo utilice para seguir haciedo lo que hace. Esto no lo rejuvenece.

El título del disco no puede ser más correcto, Snoop nunca se ha ido y aquí va a seguir otro rato sin problema alguno:

Carlos Valle Sitja

Abogado. Primer Actor. Atleta encubierto. Voy a conciertos. De seguro me viste en el DVD de Metallica. La portada de El Martillo de Thor la dibujo Ingrid Corona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>