Call The Comet y la maestría armónica de Johnny Marr

Todos sabemos -y si no es momento de que sepas- que el verdadero genio musical detrás de The Smiths era Johnny Marr, sí Morrissey tenía lo suyo, la creatividad, el carisma, el alma atormentada y la estética del sadboy que tanto nos gusta pero que sin una base muscial tansólida como la de Marr, la banda habría sido buena, más no trascendental.

Muy a mi pesar debo admitir que al escuchar Call The Comet tuve que compararlo un poco con Low in High School de Moz, no porque disfrute del hype o añore encontrar el sonido de The Smiths en cada álbum que lance Marr o Moz, sino porque me pareció curioso que ambos apostaran por temáticas afines pero políticamente contrapuestas.

Call The Comet es el tercer álbum del guitarrista y de principio a fin es una muestra caleidoscópica de las habilidades técnicas y compositivas  de Marr en la guitarra. El álbum comienza con «Rise», una canción energética con guiños de britpop, perfecta para sugerir el camino que se recorrerá a través de las 12 canciones.

Now here they come, it’s dawn of the dogs
They hound, they howl. Never let up
The fear is on, call in all gods
Here they come everybody
Read or not

Muy a pesar a que Call The Comet no pueda sentirse -o escucharse- completamente como un álbum conceptual debido a la casi nula continuidad entre la energía de las canciones, Marr logra crear unidad a través de su faceta como letrista, misma que perfeccionado con sus tres discos en solitario. El guitarrista logra abrir una puerta  hacia la construcción espiritual de un mejor mañana en canciones como «Walk Into The Sea».

Si bien Marr no es el mejor vocalista de la vida, en este álbum logró experimentar más con otros elementos con los que quizá no se siente tan familiarizado como lo hizo «New Dominions» donde las cajas de ritmo y la voz del guitarrista se sobrepone a su guitarra para hacerte girar en pasajes oscuros y vertiginosos.

JohnnyMarr

«The Tracers»y «Hi Hello»son canciones dignas del legado post punk, en ellas encontramos guiños al pasado, riffs y melodias que ya fueron escuchadas pero que buscan mantenerse presentes a través de ecos atemporales y anclados a la melancolía.

Hacia el final de Call The Comet, nos encontramos con tres canciones que vibran y se consolidan como lo mejor del disco, en ellas la guitarra se mezcla de forma armoniosa con los sintetizadores para crear melodías psicodelicas inclinadas hacia el post rock como «Actor Attractor» o «Spiral Cities». Sin embargo la joya de la corona es «My Eternal», en ella Marr se desenvuelve libre, sin restricciones y todos los elementos de la canción, tanto voz como guitarra y sintetizadores, logran alcanzar la sincronía y misma dirección.

Call The Comet, no es un disco que te vuele la cabeza, para nada, más bien es honesto. Honesto con el propio Marr y con el público que lo ha seguido durante todos estos años ya que a través del él, Marr logra consolidar y hacer visible su carrera como solista más allá de la sombra de The Smiths.

 

 

900 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail