El genio y sus problemas de primer mundo

Por Daniel Dabid // @raniel6

Un disco doble tan bien logrado como el de Drake, también puede significar una hora y 29 minutos para encontrar detalles o problemas sobre su hechura, porque los tiene, pero es el brillo de buena parte de los temas, lo que eclipsa los momentos bajos de este disco.

Y es que durante buen tiempo (aproximadamente seis meses), Drake nos dio adelantos de lo que hoy nos presenta bajo el nombre de Scorpion. Temas como «God’s Plan», acercan a Drake al grado de ser un hito de esta generación, y nos ofrece impresionantes muestras de composición y producción en uno de los discos con mayor impacto mediático en este 2018.

A pesar de que en sus letras resalta uno de los problemas que más dolores de cabeza le ha brindado, que es esta faceta de padre, ya que ha sido cuestionado y criticado de forma dura.

Y es que el halo que deja un disco como Scorpion va de la melancolía de escuchar el disco en completa soledad, hasta la sensación de goce que bien puede motivar cualquier fiesta o club nocturno.

36343317_2070525966500981_6281732855466819584_o

En esta placa, encontramos temas donde como «Emotionless», «After Dark» y «Don’t Matter to Me» que se acercan a un pop de tonos bajos y brillantes, y es en esta última pieza donde se desempolva de buena manera la voz del Rey del Pop, Michael Jackson, quien gracias a esta colaboración, ya ha vuelto al top 10 de Billboard tras 9 años de su muerte.

Mención aparte merecen piezas como «Nice for What», una de las mejores canciones de este año y probablemente de la carrera del nacido en Toronto. Este track que sin duda se erige como la máxima joya de este disco, pero que también viene bien custodiada por grandes temas como «8 Out Of 10o»el propio «God’s Plan», «Emotionless» y «Summer Games» que también merecen sin reparo alguno.

El punto débil de este disco bien podría ser el excesivo número de temas (25), que pudo ser uno de los problemas que tuvo Drake al hacer la selección de temas,  y nos hace pensar que Scorpion pudo ser mejor curado para obtener un disco con menores caídas como en temas como «Ratchet Happy Birthday o «I’m Upset» que aunque es uno de los sencillos, no cambian la percepción general de esta placa.

Por otro lado, la lucha y muestra de versatilidad al ir del rap al R&B, y de regreso, nos muestran un Drake que no cambia mucho, que quizá no es innovación máxima, pero que encontró de manera obsesiva los modos de crear tracks en plan grande, y quizá también es uno de los  problemas de primer mundo que venció el omnipotente Drake.

1591 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail