Roger Waters |Is this the Life We Really Want?: una voz a la que aún le importan los problemas del mundo

Roger Waters. Uno de los nombres que más respeto inspira en el mundo de la música. Porque es alguien que se ha logrado separar de la etiquetas; de la psicodélica, de la progresiva, de la ópera rock, de la ópera o de álbumes conceptuales. Alguien que realmente nunca ha desaparecido de los reflectores.

Giras a los que solo unos cuantos aspiran —todos los testigos de esa oda al arte en el Zócalo de la #CDMX quedará por siempre impresa en la retina— pero con la misma música, refinando ideas conceptos y sonidos. Pero los mismos sonidos. Este es algo que al final lo va seguir hasta el final.

Is this the Life We Really Want? es el regreso más esperado en el mundo del rock y llevó mucho mas tiempo del que uno se podría acordar. En 2005 lanzó Ça Ira, de ópera por lo que para estos momentos lo dejaremos de lado; su último disco solista Amused to Death es del 1992. Su último trabajo con Pink Floyd, The Final Cut, es del 1983. Dejó de hacer música nueva con todos los miembros de Pink Floyd aún con vida. Tuvieron que adelantarse Barret y Wright antes de que Waters se metiera de nuevo al estudio.

waters-roger-52b4a0944681e

Renovado, Nigel Godrich le ha ayudado a rejuvenecer. El miembro secreto de Radiohead que ha ayudado en tareas de la consola a la banda así como los demás proyectos de solistas de los miembros. Gnarls Barkley y los Red Hot Chili Peppers son los otros que también que tiene reciente en su currículum. Le ha ayudado a refrescar ese concepto que ya domina, el disco disco magnánimo, monumental y enorme. Porque es la única manera en la que Waters sabe hacer las cosas. Tirar la casa por la ventana en cada proyecto, solo que ahora con toda la experiencia adquirida. Deja atrás pecados graves como ese tour de The Wall que ni supudo concluir.

Parece que Pink Floyd es un los va a seguir siempre. «Picture That» es una canción que suena que pudo ser del Dark Side of the Moon, pero en tiempo contemporáneos, aunque recuerda mucho también a «Eclipse». Ademas de los otros guiños en la leta como: «Wish You Were Here in Guantanamo Bay».

El coro de uno de los sencillos, «Smell the Roses», es algo escalofriante. Tiene ese gusto por el tic tac de los relojes, el reverb, los coros y la facilidad con la que habla sobre la guerra, sobre los sentimientos humanos; en fin, lo que Waters mejor sabe hacer.

2405869-roger-waters-the-wall-617-409

Es injusto comparar este álbum con trabajos anteriores. Por eso tenemos que hablar solo de este disco lo que nos da un resultado que deja un gran sabor de boca, nos da algo diferente  a lo que se escuchar hoy en día en el maisntream, además de una voz que todavía le importan los problemas del mundo. Esto refleja otro problema que necesitamos a alguien con más de 19 discos en su haber para hablar así de esto.

Waters no ha perdido su toque, sigue filoso, sigue en punto. Sigue siendo Waters, pero más maduro. Algo extraño para alguien que ya llegó a los 73 años

819 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail