Article

Chemical Brothers

17 años de la rendición de los Chemical Brothers

A finales de los noventas, siendo un tanto más preciso un 22 de junio de 1999, salió a la luz el tercer material discográfico del dúo más importante de la música electrónica inglesa. Tom Rowlands Ed Simons (Chemical Brothers) presentaron Surrender. Resulta su material parteaguas, ya que nos regalaran por primera vez los samples característicos que han creado identidad en el sonido de los químicos que conocemos hoy.

Surrender es producto de sonidos, melodías más definidas así como la inclusión de voces y letras complejas; elementos lejanos en sus dos materiales anteriores. Tod y Ed dejaron esa línea alternativa y se adentraron en atmósferas que los llevarían a convertirse en ese sonido ‘mainstream’ que conocemos hoy. Las opiniones no se hicieron esperar, por un lado, los medios afirman que es su mejor disco, mientras su público, resignado, dicen que no llega al nivel de los anteriores trabajos.

11 temas son el pilar de una producción llena de importantes colaboraciones de las cuales destacan las de  Noel Gallagher (Oasis), Hope Sandoval (anteriormente Mazzy Star) y Bernard Sumner (New Order). Afirmando y sin temor alguno, podemos decir que nos encontramos ante el mejor disco en conjunto de los Chemical Brothers.

Surrender es todo un viaje sonoro, que nos lleva a polos opuestos sin la necesidad de consumir ningún plus psicoactivo. Un disco muy completo , fácil de escuchar, pero en el cual también puedes sumergirte en sus profundidades, encontrando detalles que ningún otro artista del genero electrónico nos ofrece.

Los químicos se convirtieron un en ese símbolo de los 90 de la música electrónica contemporánea y el peso que esto conlleva debe ser reflejado también en su arte del disco. Elementos apartados de lo figurativo, pretende dar un cierto protagonismo a la forma humana. Esto ha sido una constante en el ambiente electrónico ya que desde los inicios del género, se han apropiado de las figuras abstractas y tendencias minimalistas de eso años.

R-136452-1148542025.jpeg

Dando un giro total (cosa que ellos hacen en el disco), hablemos sobre los tracks que forman la rendición de los Chemical Brothers. En el Reino Unido alcanzaron los primeros lugares en las listas de popularidad y esto no es una sorpresa, ya que el tema “Hey Boy Hey Girl” fue un boom y actualmente sigue siendo un referente de esta dupla.

“Music Response” es el tema con el que inician con la rendición. Un sonido lleno de fuerza con líneas instrumentales crean la primer sorpresa de este viaje musical. Si bien no es de sus mejores tracks, funcionan como un excelente aperitivo de lo que está por venir, creando curiosidad y altas expectativas del disco. Con una fuerte línea marcada al techno, llega “Under The Influence”. En este track mantienen latente esa personalidad que los caracterizó en sus primeros materiales discográficos. Cosa que muchos de sus fans les agradecen.

https://www.youtube.com/watch?v=9OdjyPz8KRI

Ya un adentrados, nos presentan la primera colaboración. “Out Of Control” está a cargo de las voces de Bernand Sumer y es en este track donde dan un giro radical a lo que nos habían dado en entregas anteriores. Las melodías marcadas con la fuerza que los caracteriza creando un sincronía perfecta.

“Orange Wedge” es esa percusión con un toque de funk psicodélico que funciona como puente musical para llegar a la siguiente colaboración del disco. Con la voz de Noel Gallagher, nos presentan “Let Forever Be”, siendo para muchos una de las mejores canciones del disco ya que en este track nos muestran nuevamente esa transición musical que buscaban, pasando de lo alternativo al estilo ‘mainstream’ que los llevó a ser ese icono electrónico de los 90´s .

Let Forever be
Ilustración por Roberto López

  Hablar de Surrender y no mencionar a “Hey Boy Hey Girl” es un sacrilegio. Este track es considerado un tanto comercial y con falta de profundidad en la letra. Pero algo de lo que es incuestionable, es que carga con el peso de lo que es  Chemical Brother actualmente.

Esta fue el primer sencillo del disco y alcanzó la posición número tres en las listas de popularidad del Reino Unido. Aclamada por unos y odiada por otros, es el ejemplo perfecto de lo que han sido los Chemical a lo largo de su carrera musical; siempre teniendo opiniones encontradas, contando con amantes o detractores, pero lo que nadie puede negar es su versatilidad para crear y hacer las cosas bien y así caer a su rendición musical

388 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail