Article

75481712_3253304074744600_5069895098322386944_n

¡Blues contra el hambre! ¡Únete a la causa!

Miguel Korsa, gran guitarrista, armonicista, cantante y compositor. Colaborador con referentes como Real de Catorce, Armando Palomas, Lucy Blues, Corsarios del Blues o Luz de Riada. Se podría hablar muchísimo de él y con él, pero esta vez, platicó con nosotros para hacernos y hacerles a ustedes, lectora/lector queridos, una invitación, no a un simple concierto, sino a la oportunidad de pintar de azul un poco ese corazón que todos traemos tan negro. BLUES CONTRA EL HAMBRE. Él mismo nos lo cuenta.

  • RK: BLUES CONTRA EL HAMBRE. Es música, pero es también mucho más…

MK: Pues estamos organizando la primera edición de un concierto llamado BLUES CONTRA EL HAMBRE, que es un concierto de Blues de beneficencia en el que el acceso se hará ÚNICAMENTE CON UN DONATIVO DE ALIMENTOS NO PERECEDEROS. Este donativo se entregará a una fundación llamada Fundación para la asistencia educativa, del Estado de México, que se centra en niños de escasos recursos. Se viene la temporada invernal, los fríos, y las cosas se ponen bastante difíciles, y queremos que no les falte nada de comer en estos días que se vienen, pero no sólo eso, sino también se realiza con la intención de sembrar la semilla en CDMX de un proyecto altruista originario de Baja California Norte que está tomando mucha fuerza para ayudar…

¡Dale click para ver el video en pantalla completa!
  • RK:Cuéntanos sobre el proyecto…

MK: La fundación que originó el proyecto se llama BLUES AGAINST HUNGER SOCIETY, fundada por Sixx Pack y su esposa Rachel Pack, ambos camaradas del Rock, ciudadanos de Rosarito, y que desde el 2013 emprendieron esta cruzada recorriendo Baja, organizando conciertos de Blues, tratando de llegar a las comunidades más necesitadas con la donación de alimentos con ayuda del blues…

  • RK: El blues para recaudar…

MK: El blues es un género musical, es un estilo de vida, es muchísimas cosas, pero también puede ser una herramienta de beneficio social. La música tiene poder de convocatoria, junta a la gente, y si podemos tener la música para pasar un buen rato, pero también aportar algo a los que menos tienen. Entonces la música se vuelve medicina, se vuelve sanación, porque finalmente es amor lo que se está dando.

  • RK: Y el blues que siempre ha sido lo contrario a lo vacuo, lo más profundo… ¿Cómo lo están logrando?

MK: Yo recibí la invitación este año para acompañarlos, e hicimos una gira de 2 semanas que comenzó en Tijuana, llegó a los Cabos, y de regreso. Entonces tuvo mucho éxito, resonó fuerte y me invitaron a ser el director de este capítulo en CDMX. Y es que la intención es que se corra la voz, y que el blues esté presente como dices, como un género incluyente, que es cálido, y siempre cercano a nuestro ser, a nuestra consciencia, y ahora se trata de llevar esta idea a otras partes, y con más gente.

77122132_473143603314135_6990794761619636224_n

  • RK: ¿Qué hermanos musicales están por ahí?

MK: Pues se nos ocurrió un ensamble muy ecléctico. Músicos de diferentes rubros, escenas, llámale como quieras, pero está Mauricio Kings, del colectivo de músicos del centro histórico, Francisco Velazco, el pianista de Real de Catorce y de jazz y fusión, Marco Estrada, bajista de gruperos, pero también de Armando Palomas, pero también en la bataca está Carlos Clériga de Ekos, uno de los principales tributos a Pink Floyd y de progresivo, entonces se armó un ensamble de músicos que nunca se habían cruzado y en el que el blues se vuelve su punto de encuentro.

  • RK: Bastante ecléctico, pero de lo más interesante…

MK: Y además, para esta edición, tenemos a un padrino de primer nivel, como lo es Jorge Ledezma, de esa banda icónica como lo es FOLLAJE…

  • RK: Maravilloso, y más los que se agreguen, que en el flyer dice: “Bienvenidos todos los músicos al jam”…

MK: Exactamente. Le pusimos “Jamboree”, que es un juego de palabras. Es un término de los Scouts, que se cruza con estos “jams” que acá les llamamos “palomazos”, donde se suben los músicos sin ensayar para improvisar. Y es una dinámica interesante, porque además de canciones ensambladas, habrá este jam, pero también habrá micrófono abierto y entonces convocamos a todos los músicos que quieran sumarse a la causa, que apoyen con su donativo, y ¿por qué no? Que se echen unas rolas. Habrá instrumentos para hacerlo, para todo músico que quiera compartir con nosotros esta experiencia…

  • RK: Es que deja de ser un concierto y es más…

MK: Exacto. Más que un concierto es un acontecimiento interesante, aparte que toma de dos mundos, la cultura norteamericana, como ven el blues y cómo lo viven, y la cultura y calidez mexicana, de cómo nos acercamos para la fiesta, pero más para los momentos difíciles, y todo además para irse a casa temprano sin bronca…

  • RK: Quizá haya consciencia hasta en eso, sabemos que en domingo a veces se complica para mucha gente…

MK: Sí. Recordando incluso las tardeadas que han sido olvidadas, pero que es a una hora que permite que vayan las familias completas, adultos mayores, los niños. Incluso haremos algunas rifas.

  • RK: La comunidad en su conjunto…

MK: Lo que pasa es que la comunidad es lo que puede sanar a la comunidad. El blues es el lenguaje que nos permite llegar a un entendimiento. La gente que asista podrá ver que no sólo es para divertirse, sino que está al alcance de cualquier persona, y puede gozar de él escuchándolo, tocándolo, hablando de él, pero también uniendo a la comunidad.

  • RK: Todo lo que el blues ofrece…

MK: Este género, este estilo de música, esta perspectiva, esta manera de ver la vida que es el blues, pero que también llegue a nuevas generaciones, que se siga corriendo la palabra más lejos, derribando fronteras. Creo que la gente que asista va a ser testigo de algo que no sucede muy seguido, ver a varios músicos que por una buena causa se suben a tocar, a dar un show aunque ni siquiera se conozcan mucho. Me da mucha emoción que tuvimos un único ensayo y salió como queríamos…

  • RK: Como en un buen encuentro de blues…

MK: Es que con estas personalidades es garantía, pero también no sabes qué pueda surgir. Cada oportunidad es un gatillo para otra historia, y el ensamble suena increíble, yo fui testigo (risas)…

  • RK: Y todo eso, sin pagar nada, sólo por un pedacito de corazón para llevar a los que menos tienen, un poquito de ayuda, pero ojalá no lleve nadie tan poquita, ¿más o menos qué es lo que sería mejor donar?

MK:  Pues yo mismo lo he vivido. Hay ocasiones en las que una latita de atún o de algún alimento son la salvación porque pueden conservarse bastante bien, y es lo que te hace un paro. Me han tocado también situaciones adversas, y una lata de atún es la diferencia entre comer hoy o no. Igual una sopa, arroz, frijoles, lentejas, leche en polvo para los niños. Chocolate en polvo. Todo esto que se puede conservar bastante tiempo para ellos.

76720817_445364752788932_7847406670043938816_n

  • RK: Ese pedacito que luego falta para levantarse…

MK: Y que se haga más. Este concierto es un piloto, un primer intento para ver cómo responde la capital, que es una ciudad muy entregada que siempre apoya, que se une, pero el proyecto es que esto se logre extender y que el año que viene podamos dar continuidad, pero no sólo a esta fundación, sino a orfanatos, por ejemplo a damnificados del sismo…

  • RK: Que siguen siendo damnificados…

MK: Porque te das cuenta de que nadie más que nosotros mismos vamos a rescatarnos. Ni las agendas ni los políticos ni nadie. Nosotros mismos. Entonces, un poquito de su corazón que quieran compartir es lo único que se necesita. Y creo que esto puede hacer que el blues no solo sane el alma, sino también el hambre.

  • RK: La música ha perdido quizá la poesía, el toque de rebeldía, de denuncia, de protesta para tocar el corazón, pero toda una familia como lo es el blues está comprobando que cuando das amor, amor se tiene qué recibir…

MK: Definitivamente. Y claro que les dejamos los datos completos para que sepan que esto es de corazón a corazones, que es sólo por el amor. Lo que en realidad ha sucedido es que como la música se ha vuelto un producto desechable, se busca solamente la satisfacción inmediata, pero con el blues tratamos de sembrar para echar raíces para luego los frutos que dan… ¿qué te puedo decir? Es sanador…

BLUES CONTRA EL HAMBRE

¿Cuándo?
Domingo 24 de noviembre del 2019, 14:00 horas

¿Dónde?
FORO CIELO CAPITAL. Donceles, 62. Centro Histórico, CDMX

Entradas

Tu pase es una donación de alimento  no perecedero

Todas las redes están aquí abajo. Nos vemos el domingo en el blues y que este maravilloso proyecto siga y se propague.

74471673_716912598801372_5775352599200923648_n

524 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail