Pin It

Cuentas claras…

…y me agarras la largQUE DIGA, amistades largas. Jajejijojú, pero ya no da tanta risa porque la neta yo ni quiero ser amigo de esta tal Susana Corella Platt —diputada federal (sí, esa madre de la foto)—, y mucho menos cuando anda ahí diciendo que no le alcanza con su sueldo. Chale, mi corazón se compungió porque pues uno se solidariza cuando escucha que a alguien no le alcanza. Como yo no uso cartera hace como 10 años, ya andaba sacando un cualquier de mi bolsa, literal, un varillo para apoyar, hasta que, ya saben, wait… ¿Y yo? ¿A mí me alcanza?, y más aún, ¿A ustedes les alcanza, lectoralectorqueridos? Miren este audiovisual ejemplo de humildaT y sinceridaT; acompáñenme a ver esta triste historia:

 ¿Verdad que el corazón se conmisera con este caso de verdadera necesidad, de pobreza patente? Pues sí, “señora”, nomás que, antes de sacar con una mano el Kleenex®, saquemos con la otra, la calculadora.

Resulta que cada uno de los diputados perciben $ 74,000.00 de dieta mensual. Sí, ¡74mil varos, pavos, morlacos, chuchulucos, al mes! ¿Sabes qué haría yo con 74 varos, ya no al mes, sino en un año? ¿Qué harían ustedes, lectoralectorqueridos? Y ahora les pregunto, si me lo permiten, ¿Cuánto ganan ustedes? Pero chale, ya saben, revoltosos de mierda, pinches envidiosos, Lobuenocasinosecuentaytustedesquéhubieranhecho. Se quejan porque son mediocres, y aparte poquiteros comecuandohay, porque resulta que eso es más o menos como el sueldo normal, pero más allá de ello, estos carnales reciben otros $ 45,786.00 por una cosa que le dicen “asistencia legislativa”, y otros $ 28,772.00 para eso que le llaman “atención ciudadana”.

No sé ustedes, pero en teoría yo soy un ciudadano y a mí nadie me ha atendido ni asistido (bueno, cierta mujer sí, pero de a grapa, y no de manera legislativa ni ciudadana), y entonces, si le echamos cuentitas, esta morra dice que juntando los $148,558.00 no le alcanza. Dirían los millennials: BBLB. Ah, y como de verdad es bien poquitito, pues aparte ahí van también unos apoyos en gasolina, transporte aéreo, seguro privado y así podría seguir, pero no les alcanza, aunque a nosotros, los demás (léase los de más) seguro se nos ocurren, exactamente, como 148,558 cosas mejores qué hacer con ese dinero que cada uno de esos hijos de puta perciben.

Ah, y no es la única, ya saben, la crisis nos pega duro a todotes, así es que Javier Lozano, este ex-secretario del trabajo de los tiempos del “presidente del empleo”, que decía que con unos 6mil varitos alcanza hasta escuelas de paga, y que no quiso hacer pública su declaración patrimonial, anda diciendo que si le bajan el sueldo va a robar… y pues yo le preguntaría: ¿Más? O la otra: quizá por eso roban, porque no les alcanza.

O ahí tienen también a ese bonachón y jarochito Javier Duarte que les ponía agua destilada a pacientes con cáncer, porque pues tampoco alcanzaba, aunque más bien lo que no les alcanza es la vida para robarse todo lo que en sus perversas mentes desean.

Pero eso sí, seguro que los que estamos mal somos nosotros, pónganse a trabajar que el cambio está en uno mismo. ¡Pobrecitos políticos, caray! Cadena de oración para ayudarlos, cooperacha para que sí les alcance. O mejor aún, deberíamos juntarles gasolina, ahorita que está tan cara, pero para quemarlos vivos por cínicos y desgraciadísimos. Me cae que para eso, hasta pago el aumento y el IEPS gustoso.