La magia de Erlend Øye deslumbró la CDMX

No importó que este fin de semana en otro punto de la Ciudad de México se llevara a cabo el Festival Vive Latino 2018, para concentrar a grandes y chicos en el Centro Cultural Roberto Cantoral, ¿el motivo?  ver a la mente maestra de The Whites Boys Alive y los Kings Of Convenience, pero en su proyecto solista: Erlend Øye.

Un recinto perfecto para ser el cómplice del noruego y regalarnos un par de horas de su música, ya que después de 10 años de ausencia en nuestro país, por el incidente que tuvo con la banda The Whites Boys Alive (el robo de sus anteojos).

La tercera llamada fue anunciada y con ello, Erlend caminaba al centro del escenario entre gritos y aplausos. Colocó su ukulele en sus brazos y así comenzó aquella velada, que sin duda fue inolvidable. Con “Garota” la noche se llenó de cantos y muchos aplausos. Cabe mencionar que Øye pasó  muchos momentos interactuando con el público que se encontraba reunido. No necesito más que tres músicos para que lo acompañaran en el escenario, tocando trompeta guitarra, piano y un par de coros.

La ambientación sencilla pero no faltaba nada más, pues el centro de atención lo tenía el noruego. El calor abrazaba cada vez más a los asistentes  y la energía se sentía cada vez mayor conforme el set list avanzaba. “Cayman Island”, “Fairytale”, “Paradiso”, “Fence Me In” fueron algunas de las canciones que sonaron en el segundo horario de la primera fecha que tenía en nuestro país, con su gira.

#erlendøye #kingsofconvenience #caimanislands ? @erlendoye1975 Una publicación compartida de A L E X • G N E C C H I (@alexgnecchi) el

Hubo momentos especiales para los fanáticos y también para Erlend, ya que al tocar “Intentions” tema de la ya conocida banda The Whitest Boys Alive, los reunidos no dejaron de cantar. El músico solicitaba el apoyo de la gente para “chasquear” en lugar del sonido del aplauso.

La cosa no terminaba aún y aquello ya era una celebración y para hacerlo totalmente oficial sonó “La Prima Estate”, en ese momento Øye solicitó que todo mundo se levantara de su lugar y se acercara al escenario para hacer mucho más íntimo el momento.

???? #erlendøye #photooftheday

Una publicación compartida de Andrenalina Falcón (@mvzandy) el

Un encore no fue suficiente para “curar” lo que por tantos años nos dejó su ausencia, así que para el cierre definitivo escuchamos “1517” y sin más agradeció a los presentes. Vaya que no fue un sábado común y los que no pudimos disfrutar de un festival, tuvimos la oportunidad de ver al gran músico que es Erlend Øye.