Pin It

Quiero hacerme el interesante diciendo que me gusta Björk

Ya sabemos que, ahora y desde siempre, TODOS son fans de Björk bien cabrón y que maman su carrera y su película esa que sale de una morra que esta como loquita y malita, sí; esa del Lars von Trier (quien también es una gran influencia para ti querido millenial cinéfilo. Ja, ja.).

Ahora que ya todos estamos en el mismo canal (tren del mame) ,vamos a comentar algunas cosas que, obvio, sabes de Björk, pero pues igual se te olvidaron por que eso no está de moda. Entonces hoy repasaremos un proyecto anterior que la mayoría conoce de esta talentosisima vocalista. Exacto, nos referimos a The Sugarcubes.

En 1986 se formó este proyecto llamado The Sugarcubes de un sonido rock-pop con mucha influencia del new wave; pero también tenía funk y coqueteos añ jazz, aunque toda la idea la cuajaban por medio de sintetizadores dignos de propuestas electrónicas. También contaban con una vocalista multi instrumentista carismática y llena  de gracia, también poseedora de una voz poderosa y afilada, entonces estamos desacuerdo que Einar Örn Benediktsson, Sigtryggur Baldursson, Þór EldonBragi Ólafsson no la eligieron a la suerte. La joven Björk Guðmundsdóttir fue un pilar para la banda y para toda la escena de Reikiavik, Islandia en los 80 y 90.

The Sugarcubes nació como Sykurmolarnir que es la traducción literal de Los Terrones de azúcar al islandés. Al escuchar la discografía de la banda podemos darnos cuenta a lo que se referían; en verdad su sonido es apto para endulzar una taza de café o para generar calor en un lugar hélido como Islandia.

Cuando el disco Life’s too Good vio la luz, prácticamente toda la prensa especializada en Inglaterra los cobijó y casi casi querían hacerles un monumento, esto en el año de 1988. Para que su próxima producción Here Today, Tomorrow, Next Week! del año 1989 marcara el desenlace de una de las bandas más bellas y estéticas de la década de los 80, que llega a un periodo de inactividad hasta finales de 1992 con el lanzamiento edl disco Stick Around For Joy. Dicho álbum sonaba a premonición porque en este mismo año, Björk comenzaría su proyecto solista de manera contundente y acelerada.

Ahora querido lector, te hemos recordado que Björk tiene una carrera anterior a “It’s So Quiet” y “Human behavior”, que si decides comprar boletos para el concierto, serás un gran acompañante y podrás presumir que tus papás en los 80 y principios de los 90 te ponían música de Björk y sus proyectos alternativos y por eso es que tú eres tan especial y conocedor.

Te recomendamos a The Sugarcubes, porque a Björk la van a poner hasta en las tortillas, (verdad reactor/ibero/alfa/revistas en linea/estaciones de internet). Lo bueno es que tú, querido conocedor y yo, sabemos perfecto el por qué vale cada centavo el boleto para ver a Björk