Pin It

“The Show Must Go On”: El gran final de Freddie Mercury

Ilustración por Roberto López

“Inside my heart is breaking, my make-up may be flaking, but my smile, still, stays on!”

El Queen de Freddie Mercury marcó legados, historia, generaciones, un “antes y después” en la música.
La voz del artista es inigualable, sus creaciones fueron gigantes, la pasión que imprimía al cantar desbordó escenarios, llenó recintos, tocó corazones, viajó por generaciones, iluminó nuevos mundos, ganó nuevos fans y creó una legión de personas que admira, idolatra y ama a este gran cantante británico quien dejó este mundo un 24 de noviembre de 1991.

Farrokh Bomi Bulsara o Freddie Mercury, como le gustaba ser llamado, nos dejó un último regalo:  “The Show Must Go On” el último tema, que se desprende del álbum  Innuendo,  lanzado en el mismo año de su muerte.

Un regaló que nos preparaba para el deceso de la personificación humana del talento, dejándonos claro en una canción, que él dedicaría hasta su último aliento a su pasión, sin importar qué, “Porque el Show debe continuar”.

freddie-mercury

“The Show Must Go On, fue escrita por su compañero y amigo  Brian May, a manera de tributo hacia Freddie, quien estaba viviendo sus últimos días, a causa del SIDA y el inminente final que éste contraería.

Debido a que la enfermedad tenía muy debilitado al cantante, sus compañeros decidieron que los falsetes y notas muy altas o agudas serían grabadas por May, además de grabar las pistas musicales por separado, para que Mercury sólo asistiera al estudio a grabar su voz. Sin embargo, cuando llegó al estudio y  le plantearon la decisión sobre las notas altas, él dio un trago de Vodka y dijo firmemente “I’ll fucking do it, darling” (algo así como: yo lo haré), grabando la canción completa,  según los rumores, en una sola toma.

 El sencillo fue lanzado el 14 de octubre de 1991 en el Reino Unido, tristemente, seis semanas después falleció.

El video está repleto de imágenes y recuerdos de algunos de los grandes temas de la banda, haciendo un tributo a lo que fue su legado, llenando de nostalgia y melancolía a todos los fans y los no tan fans. Haciendo aun más triste y emotiva esta composición.

Entre las curiosidades de esta canción, podemos destacar, que el lado B de este sencillo, estaba acompañado del tema “Keep Yourself Alive“, tema perteneciente al LP debut de 1973, siendo éste el ineludible gran final, juntando la primer canción de su primer disco y la última canción que tendríamos del Queen liderado por Freddie Mercury.