Pin It
giphy (4)

“Waters vs Gilmour” ¡Ya basta! Me lastiman

Antes que nada, quiero dejar en claro que este texto no está patrocinado ni por Roger Waters ni por David Gilmour y que al ser admirador Pink Floyd en general, me es difícil decidir con quién me quedo.

Pero debo defender a Waters ya que, por lo que he leído en redes sociales en estos últimos días, tiene muchos “haters” injustificadamente.

Pude asistir al concierto que ofreció Waters, músico británico y fundador de la legendaria banda, Pink Floyd, en el Foro Sol. Ha decir verdad estaba muy emocionado: cuando vino en el 2012 con su gira The Wall no alcancé boletos y, bueno; cuando vino en el 2007 con la gira The Dark Side of the Moon mejor ni hablamos porque yo era todo un pequeño y ni siquiera lo conocía.

Después de eso, era obvio que esta vez no podía perdérmelo y el día de la pre venta de boletos conseguí la tarjeta “exclusiva” y me fui a formar desde temprano afuera de un centro Ticketmaster. No sólo compré mi boleto, le compré uno a mi papá para que debatiéramos a gusto sobre el tema Waters vs Gilmour, ya que él vio a Pink Floyd cuando la banda visitó la Ciudad de México en abril de 1994 y decía que “Waters no hacía ninguna falta” (—¡Basta papá! me lastimas).

giphy

El concierto me encantó, fue el mejor en el que he estado, y vaya que he estado en muchos conciertos grandes y espectaculares (Paul McCartney, U2, Scorpions, Aerosmith, Kiss, etc), no sólo lo digo por la emotividad que me causa Pink Floyd sino por el espectáculo, la calidad del sonido, los visuales, las interpretaciones, el público, la atmósfera en general.  Pero no voy a hablar del concierto: para eso ya hay muchas reseñas en donde se pueden enterar de cómo estuvo.

Mi texto es para expresar mi opinión cuando me preguntan quién es mejor. ¿Roger Waters o David Gilmour?

Hay maestros a los que sigo en sus escritos mismos a los que, literalmente, les he aprendido mucho, ya que he tenido la fortuna de compartir aula con ellos en algún momento de mi vida. Arturo J. Flores, Vicente Jaureguí, Pati Peñaloza, etcétera, son solo algunos. Los menciono porque el motivo de este texto surge a raíz de leer una narración que hizo Miss Pati (como le digo de cariño) en su perfil de Facebook. Como siempre, me gusta mucho lo que escribe y la forma en que lo hace, pero en esta ocasión diferí  con ella. —¡Basta, miss! ya no ataque tanto a Waters. Me lastima.

Pink-Floyd-5

Sin embargo, no es con la única que difiero, lo mismo me sucede con mi papá, y con algunos de mis amigos. Es por eso que escribo esto… y también porque quería escribir algo acerca de dicho concierto pero el tren del mame ya estaba muy lleno (con todo y vagoneros) y no quería ir todo apretado. Ahora varios se han bajado y es más fácil encontrar un cómodo asiento.

En pocas palabras —y para no hacer larga y aburrida (más) la plática que siempre tengo en este tema—, se dice que Roger Waters no es Pink Floyd, que David Gilmour es mejor músico; que Waters es un ególatra de lo peor; que Gilmour es el que hace los solos de guitarra que todos conocemos y que le dieron identidad a la banda; que Waters se lleva los aplausos de un mérito que no le corresponde. Etcétera. En todo eso estoy de acuerdo, no lo discuto, excepto lo último. ¿Realmente no le corresponden méritos al señor Waters?

Yo pienso que todo es trabajo en equipo, siempre he defendido esa posición a capa y espada, y no sólo en las bandas de rock, sino en cualquier actividad que implique el esfuerzo de más de una persona.  Pienso que estar del lado de Waters o Gilmour sería dejar de lado el trabajo de Mason y Wright y no sólo de ellos como banda, también estaríamos dejando de lado el trabajo de productores, músicos de apoyo… sí, ya sé que soy un cursi de lo peor, pero es la realidad.

giphy (1)

Regresando a la batalla “Waters vs Gilmour” el primero es tan o más importante que el segundo. Pondré un ejemplo sobre escribir un texto porque muchos de los que me leerán son colegas y escriben en medios.  Cuando se escribe… la esencia, la base, el tema, el estilo y demás elementos afines son tuyos, (al menos que al igual que nuestro presidente, seas un amante del plagio); pero como sabemos, los textos siempre pasan antes por el editor en jefe, y este le hace “arreglos” para que queden mejor. Corrige algún error de dedo, corrige sintaxis, cambia algunas cosas, digamos que lo deja más bonito y listo para publicarse. La pregunta entonces es ¿quién tiene más mérito por dicho texto? *el editor “arregla” el presente texto está de acuerdo con esto*

Sí, el editor hizo su chamba y sin su ayuda quizá el texto no sería igual de llamativo o exitoso, pero él no lo escribió; se basó en lo que estaba plasmado en primera instancia. Quizá el mérito es de quien lo escriba, o quizá de quien lo edita; a mí me gusta pensar que aunque en porcentajes diferentes, sin duda, el trabajo es de los dos. Ya sé que el trabajo del redactor y del editor son diferentes, pero a lo que voy es que el texto no sería el mismo si se quita el trabajo de cualquiera. Los dos son necesarios. Que el redactor puede editar y que el editor puede redactar tampoco lo dudo, pero eso ya es otra historia.

Este ejemplo lo pongo porque  las canciones de Pink Floyd se basaron en ideas o en maquetas de Roger Waters (al menos las que vino a tocar en estos días) y eso ya es mucho mérito. Entiendo todos los puntos a favor de Gilmour y no los voy a discutir porque tienen razón. Es mucho mejor músico, mejor intérprete, más virtuoso, mejor arreglista y hasta es más carismático, quizá…

Sin embargo, siempre es alguien el que lleva la batuta en cuanto a creatividad y liderazgo (o dos los que se pelan por hacerlo) y en este caso fue Waters la cara de la banda. Sabemos que no lo hizo de la mejor forma, no es un ejemplo de líder, pero Pink Floyd no hubiera sido lo que fue —o lo que es— sin él. Sin sus ideas, sin sus conceptos, sin sus aportaciones, sin su “dirección”, sin sus letras, sin sus melodías, etcétera. Empero, tampoco hubiera sido lo mismo sin Gilmour, sin Wright, sin Mason… y sin el diamante loco que quedó en el camino: Syd Barrett.

giphy (3)

En fin, cuando una banda se separa es como un divorcio, y por eso se entiende que cada persona tenga su “favorito” o a quien apoyar, pero…  no odien tanto a Roger Waters y digan que no son sus méritos, porque son tanto de él como del resto de la banda, y quizá, sólo quizá, hasta en un mayor porcentaje le pertenecen al bajista.

¿Roger Waters vs David Gilmour?  ¡Ya basta! me lastiman




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *