Article

lucybell copia

Los mil caminos de Lucybell

Fotografía: Facebook Oficial Lucybell

Siempre es interesante hablar con artistas con muchos años en la escena musical como lo es Lucybell, y con Cote Foncea, baterista de la banda, a quien tuvimos el placer de entrevistar, después de escuchar algo nuevo y fresco de la banda chilena que ya tiene una larga lista de discos detrás de ellos respaldando su carrera.

Este nuevo trabajo, Mil Caminos, es una etapa nueva y muy necesaria en la historia de Lucybell, en la que se dan la oportunidad de agregar más temas acústicos -que no es algo con lo que estén experimentando recientemente-, aparte de tener grandes colaboraciones en cada una de sus canciones.

 

“Estábamos haciendo Magnético, nuestro disco anterior que tomó mucho tiempo y cuando lo terminamos empezó a surgir esta idea de crear algo con orquesta o invitados y todo esto que es hoy en día Mil Caminos.”

En realidad, este álbum se había conceptualizado en un inicio como un show filmado en vivo con público, sin embargo el 18 de octubre del 2019 se dio el estallido social chileno, una serie de manifestaciones y disturbios en todas las regiones de Chile donde la sociedad demandaba resolución a problemáticas que se han postergado en los últimos 30 o 40 años.

“Socialmente fue algo bueno, ver cómo los chilenos despertaban y pedían que las cosas se hicieran como deben de hacerse, lo malo es que se cancelaron todos los conciertos entre ellos el plan original de Mil Caminos y por eso tuvimos que llevarlo de un show en vivo al estudio de grabación”.

Cote considera que lo que estamos viviendo en el mundo desde hace algunos años y especialmente este 2020 no puede detener la música ni la cultura; es muy importante que siga funcionando y no pare aún por la pandemia, lo que significa saber adaptarse a la nueva manera de crear y de distribuir el arte. Por suerte Mil Caminos se logró grabar antes de que las ciudades cerraran y por ahora Lucybell está logrando salir adelante, incluyendo entre su trabajo, su concierto digital a través de Sala Estelar, el pasado 17 de octubre, en el que tocaron completito su álbum Amanece, el cual este año es su aniversario número 20. Los integrantes de Lucybell están acostumbrados a no trabajar juntos físicamente ya que Claudio vive desde hace varios años en un país distinto, así que para este concierto digital, lograron resolverlo a través de la distancia: videos en vivo y un gran trabajo en equipo para lograr la unidad a pesar de la dispersión.

Pero si nos vamos a la diferencia de hace 20 años con Amanece y el momento actual con Mil Caminos el cambio es no sólo necesario sino normal; en 20 años todos cambiamos –para mejor, espero- y como banda no se pueden quedar en lo mismo.

“Nos hace bien como seres humanos salir de lo conocido y como banda vemos nuestra música antigua con otra cara. Todos esos homenajes que hacemos al pasado, nos han servido para crear cosas nuevas. Siempre ha estado la banda creando música nueva pero también hay gente fanática de estos discos que merecen que sigamos tocando esas canciones. Creo que debemos tener un equilibrio entre entregar algo nuevo y mantener vivo nuestro pasado”, dice.

Y si Cote regresara a su pasado, específicamente a 1991 cuando Lucybell iba empezando, él se diría a sí mismo que tuviera paciencia y que no desesperara, que el verdadero aprendizaje está en el camino, que el éxito no se mide con dinero, si no que es algo personal, y que explore más estilos que puedan alimentar la música de Lucybell.

“Cuando una banda ha estado trabajando y creando discos tantos años seguidos sin parar, a veces tienden a encerrarse en su propia música, así que es bueno ser abierto y cooperar entre bandas porque así va cambiando la música hacia otro estilo.”

Una de las cosas que Lucybell tiene es que hay libertad creativa en cada uno de sus integrantes, para que todos puedan ser parte de lo que se está haciendo; han probado todas las fórmulas para ver cuál les funciona mejor. Por otro lado tienen libertad de acción fuera de Lucybell, que se refiere a que pueden tener proyectos externos sin ningún problema, sin celos ni discusiones. Cote lo considera una relación de pareja sana, con espacio para desarrollarse, conectar y experimentar.

“Somos personas tratando de jugar de la mejor manera esta carrera de la música, ya vamos a cumplir 30 años, y podemos hablar de que seguimos haciendo lo que nos gusta, sanos y contentos”.

Al fin y al cabo trabajar en la industria creativa, especialmente la música, siempre tiene una belleza inherente que la hace tan atractiva pero a la vez no un camino fácil ni para cualquiera. Cote entiende que cuando alcanzas ese equilibrio entre libertad creativa y poder vivir de eso, fue porque se trabajó durante años y años, tal como ha sido el caso de Lucybell.

“Somos una gran familia creativa, sin embargo a veces peleamos, tenemos distintas visiones, pero siempre perdura la conversación y la buena relación, además tengo la fortuna de trabajar con mi esposa en otra área creativa, entonces la creatividad está en casa invariablemente y nos gusta soñar. Es un bonito estado permanente”.

La creatividad es intrínseca en los seres humanos y está en cualquier disciplina, lo creamos o no, y una vez que la exploramos y explotamos, encontramos una verdadera felicidad en lo que hacemos, más allá de si hallamos en nuestro camino la fama y la fortuna. Es bonito atreverse a creer en sí mismos y no seguir el modelo que todos dicen que debes seguir para “lograr algo”, así te tome años, el camino para lograrlo va a estar lleno de aprendizajes, de subidas y bajadas, de discos que se vuelven clásicos y canciones que se pierden entre las miles que salen todos los días, el caso es no parar ahí, es empujar y seguir adelante, cambiar, adaptarse, aprender, desaprender y trabajar todos los días por lo que deseas.

Cote se alegra de saber que este camino que empezó con Lucybell hace casi 30 años lo ha traído hasta donde está ahora, y aunque muchos de nosotros podríamos decir que tanto él como la banda ya consiguieron todo, en realidad este sólo es un nuevo inicio para un nuevo camino.

544 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail