Metric puso a rockear el Pepsi center

El cuarteto canadiense regresó a nuestro país, iniciando su gira con una gran presentación en CDMX y nosotros estuvimos ahí, presenciamos cómo el público y sus fans se entregaban y no paraban de gritar y saltar durante todo el concierto.

Con una amplia trayectoria y ya siete producciones de estudio, Metric ha robado el corazón a muchos de mexicanos gracias a su sonido electrizante y su combinación de rock y synth pop, podemos notar que la banda está conformada por talentosos músicos, su vocalista, Emily Haines, irradia energía pura en cada espectáculo y eso fue lo que demostró a la hora de su concierto, los canadienses no nos hicieron esperar y desde el inicio nos contagiaron de su energía y buena vibra.

La velada iniciaba con una gran presentación de Axel Catalán, el músico procedente de Morelia nos regaló momentos únicos con sus grandes éxitos, los cuales pusieron a cantar a todo el Pepsi center, tuvimos la oportunidad de escuchar sus más recientes sencillos, pero también clásicos, como “Bonita”, “Perro viejo” y “El fin”, el cantautor mexicano hizo retumbar las bocinas del lugar y nos preparó para lo que se venía con Metric.

Conforme corrían los minutos la noche se puso cada vez más especial, con una gran presentación previa de Axel Catalán, nos encontrábamos eufóricos y felices por lo que se venia, y por fin llego la hora, las guitarras se escuchaban de fondo y los colores sólidos de las luces se hacían presentes para acompañar a Metric durante toda la noche.

Los integrantes salieron contentos al escenario para iniciar a tocar los primeros acordes de “Black Sheep”, si, esa pegajosa canción de la película Scott Pilgrim vs. the World (2010), después de prender a los presentes con este éxito, pasaron a la explosión cuando empezó a sonar “Help i´m alive”, dando un respiro para estallar intensamente con “Clone”.

El setlist fue una combinación entre sus nuevos sencillos y los clásicos que nunca pueden faltar en sus presentaciones, la noche parecía que pasaba muy rápido, cuando de repente se escucha “All comes crashing” la primera entrega de su octavo álbum, una canción de amor que va más allá del amor romántico, a una expresión de solidaridad con quien sea que quisieras tener a tu lado en caso de una catástrofe, sus guitarras y sus coros nos hicieron remontarnos a todas esas emociones encontradas que vivimos en el pasado.

Después de una breve pausa, regresaron para un excelente encore compuesto por el electrizante tema “Gold guns girls” una pista que nos hizo olvidarnos de todo por un momento, los fans no paraban de saltar y la cerveza fue una gran compañera durante toda la noche.

La presentación llegaba a su fin, cuando de repente sonaba “Synthetica” una canción plagada de guitarras y acompañada de sintetizadores, que sin duda fue una excelente elección  para concluir con una gran noche por parte de los canadienses en nuestra ciudad.

Por: Leonardo López Durán

195 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail