Article

disidente4-H

Disidente: el rock&roll que nace y nunca muere

Si Salvador Allende hubiera conocido el rock & roll, tal vez hubiera escrito que ser “ser joven y no gustarte el rock & roll es una contradicción hasta biológica”. Pienso esto antes de llamar a Hugo, amante de la obra de culto Mellon Collie and The Infinite Sadness de The Smashing Pumpkins, del Viaje a Ixtlán de Carlos Castaneda, y del cine de superhéroes que relaja y no añade más problemas a uno. Ah por cierto, también es bajista de Disidente, una esas bandas que quema, que se mantiene ardiendo en la escena independiente mexicana formada en 1999 y que en el 2004, publicó su ya primer álbum clásico Y si tuviera Disquera.

Entonces contesta la llamada y enseguida nos cuenta sobre el nuevo material de la banda Universo I –que actualmente se encuentran promocionando- y que en sus palabras  “es un sonido de rock fino, pero muy brutal”. También nos habla sobre su presentación en el Festival Viento Negro (19 de agosto), donde Disidente lidera el cartel con nombres como Felipe El Hombre, Johnny Nasty Boots, y The Bunyans. Para Hugo “es como juntarse con los compas y mostrar lo que para nosotros es el rock&roll”.

Eventualmente sale  esa palabra de nueve letras-al igual que la palabra “disidente”- y que define a esta banda tapatía en su justa medida: rock&roll, el género rebelde (junto con el jazz y el blues), que “siempre sirvió para alejarse de otras cosas”. Si algo caracteriza a la banda tapatía es, precisamente, el no dejarse intimidar por  la simplificación del término rock.  En eso consiste la disidencia, en separarse por convicción de los sonidos comunes, y de las fórmulas ya dadas.

“Ahorita le dicen rock & roll a cualquier cosa, y muchas personas dicen que son rockeras”. Sin embargo, para Hugo “el rock como sonido sucede cuando te juntas con amigos para hacer música” y en el cuál “mientras más van pasando cosas que te enojan más canciones salen”.

http://disidenterock.tumblr.com/
http://disidenterock.tumblr.com/

Hugo me comenta que “cuando era un chavito, ya estaba en contra de que se tuviera que fajar la camisa. Me molestaba que me obligaran a vestirme de una forma u otra o a cumplir expectativas de otra persona que ni siquiera conocía. Soy disidente de la escuela y de las formas que a fuerza te quieren hacer seguir un camino y no te dejan decidir.”

Cuando dice eso se me resbala un “a huevo”. Y es que caray, no todos los días platicas con alguien que hace lo que le apasione y lo que realmente le ruge por dentro, y que todavía comparte el secreto para que una banda siga estando activa después de tanto tiempo.

“Tienes que hacer esa banda con las personas adecuadas”. Y también: entrarle a las redes sociales que “es algo positivo porque les da más poder a los grupos que se ponen las pilas. Antes dependías 100 por ciento de una estación y tú no podías hacer promoción a menos que salieras a la calle con el disco a todo volumen. Y ahora puedes llegarle de manera más directa al usuario final.”

Finalmente le pregunto si es difícil hacer rock en tiempos de reggaetón y música electrónica. Para mi sorpresa responde que no lo es. “Lo que tiene de sencillo es que es algo que te nace. Hacerlo (el rock) es muy fácil sobre todo cuando tienes esa convicción de que simplemente es lo que te gusta y lo haces aunque tu alrededor no se ponga a tu modo.” Y suelto el segundo “a huevo” de la tarde antes de colgar, y quedarme con las ganas de ver a Disidente  arriba de un escenario, cerrando el Festival Viento Negro recordando que el rock no ha muerto, ni morirá jamás.

 

festival viento negro

 

421 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail