Article

divinonino_foam

Divino Niño, pop y psicodelia

El pasado 21 de junio, Divino Niño lanzó un romántico y vibrante tercer disco, Foam, que desde un principio te transporta a otra época.

Divino Niño es una banda originada en Chicago pero con latinos en sus entrañas, quienes mezclan las diferentes culturas con las que han crecido, para reinterpretar sonidos y crear proyectos como este, plagados de psicodelia y pop.

La primera canción del disco es, justamente, “Foam” que instantáneamente te empieza a mover. Es una gran introducción al disco porque llama la atención y además los distintos planos de sonido quedan a la perfección, ya que cada instrumento tiene su importancia, en realidad, hay muchas cosas pasando dentro de la canción que en una primera escuchada sea más complicado identificar.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Divino Niño (@divinonino) el

“Quiero” se mantiene arriba con un estilo surf delicioso que te hace sentir en la playa en la década de los 70, con teclados y campanas sutiles pero ideales. La letra a veces en inglés, a veces en español es una forma de mostrar ese lado bicultural de la banda, y el haber crecido entre Colombia y Miami.

Por otro lado, “Coca Cola” tiene una base de bajo suave y también es una canción más tranquila, muy bien completada con los acompañamientos en el coro. Con este corte se empieza a bajar el ritmo del álbum y a ponerse más romántico con “Plastic Love”, una canción bien hecha, donde todo suena donde debe de estar. Tanto la letra como la música son bastante bonitas en realidad y junto a “Flamingo”, se vuelven parte de esas playlist románticas para bailar bien abrazadito con alguien especial.

“Maria” empieza con una muy bella guitarra acústica que, extrañamente, no te hacen sentir precisamente feliz, y está bien, ya que esta es más una breakup song, que te recuerda que no es el fin del mundo y por más vacío que te puedas sentir, todo esto es el inicio de otras cosas.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Divino Niño (@divinonino) el

“Melty Caramelo” se une a las canciones para, simplemente, ver el mundo con alguien, tal como canta Camilo Medina. Tal vez es porque este disco está dedicado a las novias de los integrantes y por eso se sienta tan romántico, pero no cansa de ser cursi, sólo te alegra. Pero como no todo en las relaciones puede ser precisamente bueno, “B@d Luck” es la contraparte, y expresa lo que sientes después de terminar con alguien, y estoy segura que muchos de nosotros nos podemos relacionar con muchas de las cosas que cantan.

El álbum termina con “Koda”, que tiene unas guitarras muy fuertes y vibrantes, mientras que con “Cosmic Flowers” te sientes como en un sueño, te sientes en otro lado y te puedes dejar ir con calma. El disco termina muy bien, con la canción más larga del Foam y que sí parece darle un cierre a las altas y bajas que Foam nos ofreció.

Así que mi recomendación es que vayan y escuchen un poco más de Divino Niño que estoy segura seguirá creciendo como lo ha hecho en los últimos años.

378 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail