Article

a2943217509_10

Courtney Marie Andrews se rompe en Old Flowers

 No hay manera de negar el talento de Courtney Marie Andrews como compositora. Sus canciones siempre son inmensamente convincentes ya que la música y las letras funcionan como una para transmitir exactamente lo que está sintiendo, sea felicidad, amor, nostalgia o una gran tristeza.

Old Flowers, su más reciente álbum, no queda para nada exento, de hecho es posiblemente el trabajo más personal y vulnerable que ha realizado y que sin duda, lo escucharía un día que esté triste y sólo quiera ponerme más triste – todos lo hacemos ¿cierto?-. Old Flowers fue creado como una forma de sacar todas las emociones que Courtney sentía después de terminar una relación de nueve años, así que podemos esperar letras desgarradoras y una emoción fuertísima latente en su voz.

coir

Desde la primera canción y uno de sus singles, “Burlap String”, nos metemos en la vida de Courtney para recordar un lugar y un momento donde tal vez en el pasado fue feliz. La lentitud de esta canción parece mecerte, como para mantenerte en un sueño que será el resto del disco. En “Guilty” los teclados se hacen presentes y siguen acompañando casi como único instrumento el timbre vocal cristalino tan característico de Courtney como también pasa en “If I Told” que está acompañada de una guitarra eléctrica sin cambiar el tempo lento que caracteriza al álbum completo.

“Together or Alone” habla del momento en el que sabes que te tienes que ir, que aunque amas a esa persona es hora de caminar sola y que no hay nada malo en eso; el amor estuvo ahí, le quisiste, pero si no están creciendo juntos no tiene sentido quedarse, uno de los sentimientos más fuertes que Courtney nos contó en esta entrevista que tuvo durante el proceso de separación.

El disco continúa muy similar, “Carnival Dream” habla sobre una pesadilla que ella y su ex compartieron. En “Old Flowers” canta “I’m alone now/ But I don’t feel alone”, en “Break the Spell” se pregunta por qué le sigue creyendo a todo lo que dice su ex, cuando está claro que sólo lo hace para que se quede y lo que dice hoy cambiará mañana.

El disco termina con “How You Get Hurt” y “Ships in The Night”, canciones que mantienen la coherencia del disco y que terminan por armar algo triste, desgarrador pero muy bello, sin embargo mantener 10 canciones con pocos cambios de tempo y muy poca intervención instrumental pueden dificultar el escuchar el disco completo de una sola sentada, y aunque sea muy profundo lo que está transmitiendo se puede volver repetitivo y cansado, sin duda algo que sólo escucharía en una noche melancólica, pero no más.

Courtney lanzó al aire todo lo que sentía, la vulnerabilidad de hablar de lo que te pasa nunca es fácil pero logró hacerlo en este álbum, sin embargo al ser un disco tan personal y lento, es muy probable que la gente no termine de escucharlo, o le cueste hacerlo.

Así que la recomendación es escucharlo con calma, no es necesario hacerlo todo de un jalón, pero sí ponerle atención a cada una de ellas porque todas transiten algo distinto sobre el mismo tema y seguro hay una canción ahí que queda perfecto con algún momento que estén pasando.

 

530 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail