El ruido, la rapidez y la dulzura de Porches

Con poco más de diez años de trayectoria, podríamos decir que Aaron Maine ha hecho a Porches un proyecto establecido y reconocible en la escena del synth pop estadounidense. Sin embargo, catalogar a Porches como solamente un músico de synth no le haría justicia a su versatilidad como artista. Esta versatilidad puede apreciarse bastante en su más reciente álbum de estudio All Day Gentle Hold!, en el cual los sonidos del pop punk e, incluso, el noise rock llegan a juntarse de una manera ecléctica y veloz.

Platicamos con Aaron Maine sobre la creación del álbum, el cómo hacer música en su cuarto se ha convertido en un hábito y el qué ve para Porches en los próximos años.

“Se siente bien lanzar el álbum. Siempre estoy escribiendo y grabando música pero por alguna razón tenía esta sensación de querer hacer un proyecto mucho más compacto, algo que de verdad te metiera en un mundo único hasta el último segundo de la última canción. Creo que tratando a las canciones como sentía que debían ser tratadas hizo que el álbum pudiera progresar aún más. Hay una especie de ritmo que se sigue al momento de elegir las canciones y acomodarlas o tomar decisiones de una forma mucho más rápida. Trabajar con material que ya tenía me ayudó a conservar ese ímpetu e impulso en lugar de pensar demasiado en hacer cosas desde cero. Siento que agarré una ola que pude domar de principio a fin. Por mi sanidad, saqué el álbum como quería y cuando sentía que era lo mejor. No fue apresurado, pero fue como lo necesitaba hacer.”

Creo que cuando sale un álbum debe ser en el contexto correcto, porque puede que pierda esa potencia que originalmente tiene. Yo tenía esa sensación de que tenía algo que necesitaba sacar de una manera u otra y ese fue el contexto que necesitaba.

All Day Gentle Hold ! fue grabado casi por completo en el cuarto de Aaron, algo que, aunque no es rareza en la discografía de Porches, llama la atención debido a la naturaleza de este nuevo proyecto. El álbum, aunque no necesariamente alejado de lo que Porches creaba en proyectos pasados, tiene una base muy presente de noise y estéticas punk, haciendo que este último proyecto destaque en su discografía por su volumen y ritmo acelerado.

“Sí puede sentirse un poco más ruidoso e impactante. Creo que hice todas las canciones con la mentalidad de que todas podían ser sencillos, tracks que podían pararse y tener una forma individual. Sentí que ese era un reto interesante para este proyecto. Pensé en que material era el más “viscoso” y peculiar que tenía guardado. Quería que se sintiera cálido, directo y difuso, pero al mismo tiempo dulce. Intenté hacer que todo estuviera moviéndose hacia todos lados. Incluso con las canciones más tranquilas siento que la producción las termina moviendo hacia ese aspecto más crudo e impactante. Trataba de llegar a un estándar de energía y consciencia que quería mantener durante todo el álbum. Sentía que tenía que moverse todo el tiempo.”

Con 10 años de carrera artística, podemos decir que Porches ha evolucionado lo suficiente como para llegar a una culminación en cuanto a su sonido y estética, o al menos así es como lo ve Aaron, no solo hablando de lo que el proyecto representa como conjunto, pero también del crecimiento de Aaron como persona y artista. Hablando de cómo ha visto y sentido esta primera década, él comenta: 

“Siento que toda la música que he hecho durante estos 10 años me ha llevado a este momento de culminación. Hay muchos experimentos e ideas en cuanto a los sonidos que he querido explorar y la forma en la que los he tratado, pero siento que ya llegué hasta ese punto en donde me doy cuenta que nunca hice música con la idea de aprender algo en específico, solamente lo hice porque quería hacerlo, porque me gustaba y sentía que tenía que expresarlo así. Eso lo disfruté mucho, ir hacia ese camino que la canción trataba de mostrarme sin analizarlo demasiado y ponerme el pie. Siempre me ha gustado mucho como suenan las recopilaciones de diferentes artistas y décadas, siento que he intentado recrear esa sensación en todos mis proyectos. Sin embargo, para mi música más reciente intenté irme un poco en contra de eso, estaba muy interesado en crear un sonido que fuera consistente y único en un solo proyecto.”

Siento que la discografía de Porches tiene más sentido mientras va creciendo. El tiempo te pone todo en una perspectiva que te puede llevar a explorar lo que hice anteriormente para poder entenderlo y ver en donde estuve, así como en donde estoy ahora. 

Aunque para Aaron el siguiente proyecto de estudio de Porches no es una imagen totalmente clara, sabe que las cosas fluirán de forma natural para que, eventualmente, regrese al estado necesario para crear más música. No está en su mente presionar demasiado la siguiente etapa de Porches, pero está abierto a que, si la idea cae, pueda seguir en la dirección correcta.

“No acostumbro tener en mente la idea de qué habrá en mis próximos proyectos. No pienso “Oh, en el próximo voy a hacer esto y en el que sigue haré lo otro”. Creo que naturalmente las cosas se van dando y eso, de alguna manera, es lo que me hace más sentido. No sé qué haré después o cómo podría conectar con lo que acaba de salir, pero pienso que logré encontrar algo muy particular que me emociona y eso me alivia. Siento que es bueno primero lanzar esto y seguramente pronto me veré envuelto en otro proceso que me tenga jalándome del pelo.”

All Day Gentle Hold ! ya está disponible en plataformas. ¡Aquí te lo dejamos!

314 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail