George FitzGerald y el expresarse a través de la electrónica

El consolidado músico de electrónica George FitzGerald había visitado México ya varias veces pero nunca se había sentido tan cómodo como en el Corona Capital 2021, pues un día después de su presentación posteó en su Instagram que la energía había sido tan impresionante que la audiencia “logró que hablara en el micrófono”. Y es que el inglés se considera el tipo de artista que “sólo se la pasa encerrado en el estudio, penoso y que no habla”, definiendo esto como un cliché: “la verdad es que el show fue hermoso. Alguien me dijo que era el primer festival en México desde la pandemia y a pesar de que siempre he tenido buenas experiencias aquí, lo de ayer fue algo extra, la gente es tan apasionada y todo se sintió muy natural. Quise dar las gracias en el micrófono y eso es algo que no hago nunca, hasta mi staff lo vió como algo divertido porque saben cómo soy y me conocen. Anoche sólo sentí la necesidad de hablar con todos, fue algo normal”, nos confesó al iniciar la entrevista.  

George inició su carrera en 2010 y su música es del tipo que escucharías en el famoso capítulo de Black Mirror “San Junípero”, así de adictiva, ambiental, melancólica. Sus canciones no suelen tener letras y las usa para expresar lo que está pasando en su vida de una forma muy personal. Nos contó que mientras crecía estuvo al lado de su hermano mayor que siempre trabajó con tocadiscos y que según Fitzgerald, “tenía excelentes gustos musicales empezando por Aphex Twin”, así que comenzó a copiar todo lo que él hacía, exposición musical la cual se reflejó en una carrera que ahora lo lleva de tour por todo el mundo. 

Su primer disco Fading Love (2015) fue una producción ambiental que le fue ganando lugar en la escena, pero no fue tan personal como su sucesor All That Must Be de 2018. Además de Reino Unido, George vivió Berlín por 10 años y es bien sabido que esa ciudad es clave en la escena electrónica mundial, donde dice haber conocido a un montón de gente que se convirtieron en DJ’s y que fue una buena época en su vida. Cuando regresó a UK se convirtió en padre y fue ahí donde comenzó el proceso de este álbum, pues además de haber vuelto con muchas anécdotas de tour, tener una hija le dio un giro de 180° a su vida: “estar de tour y ser padre es toda una experiencia, pasas mucho tiempo lejos de tus hijos y llegas a preguntarte a ti mismo si de veras quieres eso, por lo que debes definir qué cambios hacer para que funcione”. 

Su más reciente proyecto de larga duración fue el disco OTHERLiiNE al lado del productor inglés Lil Silva, a quien conoce desde hace muchos años por ser de ciudades cercanas y debido a que Lil le pidió hace tiempo a George que hiciera algunos remixes de sus canciones. Trabajar juntos en eso los hizo darse cuenta de su química en el estudio: “fue muy divertido y al final teníamos como 11 o 12 tracks que decidimos transformar en un álbum. El proceso resultó muy natural y la inspiración fue más simple, pues volvimos a lo básico y es acerca de solo hacer música e hicimos lo que se nos ocurrió sin preocuparnos de nada”, nos dijo George. Este LP no se aleja de la esencia del músico, pero la voz de Lil Silva en los tracks es un plus imperdible que resultó en una electrónica ligeramente más bailable y alegre. 

Los conceptos en los discos solistas de FitzGerald son algo muy importante y su trabajo siempre tiene un principio y un final, por lo que asegura que la mejor manera de escucharlo es desde el primer hasta el último track en orden. Acerca de esto, dijo: “haces un álbum y casi toda la gente toma las canciones que les gustan y sólo escuchan esas, pero a mi me gusta todavía hacer discos para quienes escuchan de la pista uno a la última, y siento que así tiene que ser, que haya un hilo que los haga encajar a todos juntos. Generalmente paso mucho tiempo pensando en eso, es algo que me gusta maquinar y pensar que quien compre mi disco lo pondrá de principio a fin”. 

Otra cosa que vemos muy definida en su música es esa energía del rave o la pista de baile, y le preguntamos cuál es su mejor técnica para traer eso a sus discos: “siempre puedo diferenciar cuando escucho música hecha por gente que ha ido a clubs o raves, es un espacio emocional y sé cómo es ese espacio y cómo funciona, asi que puedo accesar a eso. Tienes que haber experimentado esos sentimientos para entender cómo funciona la música, y a veces me ayuda pensar en un lugar específico, constantemente lo imagino como un club”. 

Luego de todos estos trabajos y haber regresado a su lugar de origen a ser padre de tiempo completo, George ha cambiado, un poco más debido también a la pandemia. Aunque se considera una persona introvertida, nos confesó que el estar encerrado fue un poco difícil y justo su más reciente sencillo “Ultraviolet” es un reflejo de la sensación de estar atorado en un mismo lugar sin poder ver a la gente que amas, por lo que el ritmo da un sentimiento de escape y liberación. 

Ahora, acepta que su vida es totalmente diferente y que hoy día prefiere pasar más tiempo en el estudio para cuidar de su familia: “encontrar un balance es difícil y creo que para ser padre debes aceptar que ya no puedes hacer lo que quieras, tienes que pensar primero en ellos. Antes pasaba noches enteras en el estudio y ya no puedo hacer eso, ya no funciona. He cambiado ciertas cosas o hábitos pero es inevitable preguntarme de vez en cuando si lo estoy haciendo bien. Cuando me estreso trato de ir al estudio y no hacer nada, no forzarme. Como padre tienes menos tiempo libre y el que tienes es muy apresurado, así que te sientes obligado a avanzar, y durante la pandemia aprendí que no puedes forzar tu creatividad, no puedes ser creativo todo el tiempo. Es bueno aceptar cuando no es un buen día y eso al final me ayuda”. 

Por ahora no sabemos qué le depara el destino a George, pero podemos estar seguros de que está haciendo más música y de que regresará a nuestro país a transmitirnos todo tipo de emociones con sus beats. 

1024 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail