Article

Hari Sama

Hari Sama: la poética del dolor

Fotografías: cortesía

Para algunas personas el 2019 se centró en iniciar proyectos, para Hari Sama se trató de cerrar ciclos de vida, de cambiar de perspectiva y de transformarse. Hari ha tenido uno de los años más movidos de su carrera, la cual transita entre la música y el cine. Por un lado, su vida como director, guionista, productor e incluso actor del lado del séptimo arte, y por otro lado, su proyecto musical llamado El Expediente Sama con el cual estrenó nuevo single, “No hay un yo”. Durante esta entrevista nos adentramos un poco más al alma de estos proyectos a la vez que reconocemos el espíritu del mexicano en ellos.

Durante enero se estrenó su más reciente película en Estados Unidos durante el festival de Sundance, Esto no es Berlín la cual inmediatamente fue reconocida por el público y otros miembros de la escena cinematográfica, lo que ha permitido que se abran perspectivas nuevas de trabajo para el director, del otro lado del río.

Estoy pasando mucho tiempo en Los Ángeles a consecuencia de eso, y me ha tocado escribir mucho más de lo que estoy acostumbrado por los trabajos que me han estado pidiendo, eso me ha llevado a reflexionar mucho hacia donde voy a llegar también con la música que estoy haciendo.

2653626 (1)

Les podría hacer una sinopsis de Esto no es Berlín, pero para eso ya hay muchas escritas por todo el Internet, sin embargo, lo que nos cuenta Hari es la historia de dos chicos que intentan entender quiénes son, como suele pasar en la juventud, para darse cuenta que no es un proceso fácil y que cuando piensas que ya lo estás logrando, notas que el medio ambiente en el que te tocó nacer no es favorable para la nueva persona que está creciendo en tu lugar; a mucha gente le cuenta aceptar que tendrá que salir de su status quo para encontrar un lugar en donde se pueda ver reflejado. Sin embargo la historia no se queda aquí, otra de las cosas de las que Hari se dio cuenta mientras esta película comenzaba a tomar forma, fue que el arte es una herramienta de conexión interior real:

Hay muchas conexiones efímeras y falsas como poseer cosas materiales, las fiestas o las drogas, pero la conexión que puedes llegar a lograr a través del arte es seria y profunda y en eso me identifico plenamente con la película, es una de las grandes enseñanzas que se lleva Carlos, el protagonista, que se queda con el arte acompañándolo para siempre. Yo me he dado cuenta que el arte es la forma que yo he encontrado para atravesar la realidad, vivir para la imaginación es lo que me da sentido en la vida.

Tanto en sus películas como en los videos musicales que dirige, se nota la comunión entre el cine y la música; juntas, se yuxtaponen en una idílica forma de contar historias, pero cada una es un arte diferente y también es importante separarlas para que mantengan su individualidad. En el caso de Hari, cada una de ellas va pidiendo espacios y tiempos en su vida. Estudió la licenciatura en Cine en el Centro de Capacitación Cinematográfica y composición musical en el C.I.E.M pero gran parte de su carrera se ha enfocado mucho más en el cine.

La verdad me tardé demasiado en regresar a la música, y cuando lo hice ya tenía una carrera en el cine. Por más que he producido música es muy difícil hacerlo en estas épocas en la que hay muchas bandas y pocos espacios para difusión, pero no lo puedo soltar.

NO_HAY_UN_YO_PORTADA_DIGITAL

El cine es su guía, pero no abandona nada de lo que empieza. Durante la realización de Esto no es Berlín, se dio el tiempo de tocar mucho con El Expediente Sama, pero una vez estrenada la película no tuvo más tiempo hasta ahora que regresa con “No hay un yo”. Ellas mandan, le dicen para dónde y cuándo pero Hari espera que en un momento le toque lo mismo con la música, el decir “ni pedo, todo agosto y septiembre estoy de tour con la música y no voy a poder filmar” y que no haya problema.

Soy muy disciplinado en la semana, generalmente tengo el día de la música y estoy escribiendo y creando, porque la gente cree que los artistas andan con un porrito colgando del labio y en el sillón, pero en realidad todo pasa cuando te levantas y te pones a darle y a ser disciplinado.

Del lado de la música, “No hay un yo” es una canción cruda y profunda que refleja la realidad en la que vivimos, buscando siempre la poética detrás del dolor y del horror de sabernos vivos en un planeta en donde las personas diferentes al grupo son lastimadas.

Sea que no encajes por ser mujer, parte del LGBTQ o simplemente por ser un chico diferente que vive al margen, tal como fue mi propia experiencia de sentirme un lobo estepario o un outsider. Es un himno para todos los que hemos padecido la violencia por ser distintos. Es una rola para saber que en el fondo todos somos polvo de estrellas, todos somos iguales; no hay un yo sin un tú, estamos todos unidos.

Con esta canción entendemos la pasión de Hari de hablar del dolor pero encontrándole espacio y luz, pensando que este también puede ser un maestro que te ayuda a voltear la mirada hacía una salida. Y tal como dice Leonard Cohen “hay una grieta en todo, así es como entra la luz.”

Finalmente, Hari nos comparte que para él el arte es la posibilidad de conectarse con lo que no se ve, de una manera en la que podamos volver a ser niños, no juzgar y sólo querer jugar, al mismo tiempo que se conecta con lo más profundo del espacio tiempo en el que nos tocó vivir. Esta conexión es la que logra en todos sus trabajos, ya sean cinematográficos o musicales, vive consciente del mundo que lo rodea, de su horror y de su dolor, al mismo tiempo que reconoce la poética que hay detrás de ellos y la luz que nace al centro.

649 views
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail